La presidenta de VOX Madrid, Rocío Monasterio critica la «ciénaga» en que está sumida la política española

El vicesecretario de Relaciones Internacionales; Iván Espinosa de los Monteros; la presidenta de VOX Madrid, Rocío Monasterio; y la candidata al congreso por VOX Ávila, Georgina Trias, participan en un acto de VOX en Ávila./Ricardo Muñoz / ICAL
El vicesecretario de Relaciones Internacionales; Iván Espinosa de los Monteros; la presidenta de VOX Madrid, Rocío Monasterio; y la candidata al congreso por VOX Ávila, Georgina Trias, participan en un acto de VOX en Ávila. / Ricardo Muñoz / ICAL

Participó en un mitin en Ávila junto a la número uno al Congreso por esta provincia y al vicesecretario de Relaciones Internacionales de la agrupación

ISABEL MARTÍN Ávila

La presidenta de VOX Madrid, Rocío Monasterio,criticó en Ávila la «ciénaga en la que está sumida» la política española. «Con ella nos lastran a todos», aseguró, haciendo referencia a los partidos que «están cubiertos de dosieres» y que imposibilitan la lucha «contra los separatistas». Rocío Monasterio participó el martes en un mitin en Ávila junto con el vicesecretario de Relaciones Internacionales del partido, Iván Espinosa de los Monteros, y la número uno al Congreso de la agrupación en la demarcación abulense, Georgina Trías Gil, con 450 asistentes.

«Venimos aquí a defender España», aseguró, apelando a la crisis de identidad de España y asegurando que vienen «a hacer frente a los que quieren romper España», y a los «socios de los que quieren romperla». «Necesitamos sacar a todos estos de las instituciones», dijo, que el voto útil es el de Vox» y que «se acabó la derecha cobarde que no se atreve a hacer nada».

En este sentido, Iván Espinosa comenzó su intervención diciendo: «Nos los vamos a comer como si fueran un chuletón de Ávila», y defendió la familia como el «único bastión que tenemos» ante la «implacable intromisión del Estado».

La candidata al Congreso de la agrupación en Ávila,Georgina Trías, explicó que el motivo para representar a los ciudadanos es «apostar por la vida» y tomar «decisiones en el bien común»; «servir igual que lo hago en mi propia casa», con «entrega, cariño y mucho amor».

Hizo referencias a Santa Teresa y a la muralla y destacó la importancia del «espíritu de servicio» y de la «humildad» a la hora de realizar su labor política.

Programa

Monasterio aseguró que Vox viene a «defender España» dar la «batalla de las ideas», explicando que en el partido están «cansados de que se den privilegios» a unos pocos y «se olvide al resto de los españoles».

Los tres intervinientes hicieron referencia a la política contra el «expolio fiscal», el desmantelamiento de las autonomías, la unidad de España, la derogación de la Ley de Memoria Histórica, la defensa de la vida «desde la concepción» y la creación de un ministerio de la familia. «Creemos en una España que proteja a la familia», dijo Georgina Trías,mientras que Iván Espinosa destacó el «desarraigo» de los jóvenes a los que «no se les ha explicado el valor de la tradición» ni «el orgullo de pertenencia a algo un poco más elevado».

Espinosa también arremetió en general contra los periodistas, «mentirosos y tergiversadores», que «nos engañan a diario»: «El bombardeo al que nos están sometiendo los medios de comunicación es infame», aseguró.

El vicesecretario de Relaciones Internacionales de Vox concluyó con el «pronóstico» de gobernar «con el apoyo de otros», aunque «en cuatro años no se solucionan problemas tan graves» tras «décadas de declive», terminó Espinosa.