La Puerta Santa de Ávila se cerrará para poner fin al Año Jubilar

Primer Año Jubilar Teresiano en Ávila. /Raúl Hernández
Primer Año Jubilar Teresiano en Ávila. / Raúl Hernández

La Diócesis ha presentado los actos religiosos que clausurarán el Año Jubilar en Ávila, que finalizará el próximo 15 de octubre

PAULA VELASCO

El próximo 15 de octubre finalizará el que ha sido el primer Año Jubilar en Ávila, gracias a la concesión del Papa de que cada vez que la festividad de Santa Teresa caiga en domingo, se podrá alcanzar el jubileo o indulgencia plenaria, a lo largo de todo un año desde la fecha.

A veinte días de que finalice ese periodo desde que se inauguró el pasado 15 de octubre de 2017, la Diócesis abulense ha presentado los actos religiosos que clausurarán este jubileo teresiano. El día 6 de octubre, sábado, tendrá lugar la Misa Gregoriana de Santa Teresa, cantada entera en gregoriano por el coro gregoriano de La Santa.

Al día siguiente, el domingo 7, se celebra el primer día de la novena, y será cuando la Universidad Católica de Ávila regalará a la patrona de la ciudad una medalla de oro, «de las que porta en el manto en conmemoraciones especiales», ha asegurado el prior del convento La Santa, David Jiménez. Esta ofrenda se realizará con motivo del Año Jubilar dentro de la misa de la novena, que será a las ocho de la tarde.

El jueves día 11, a las nueve de la noche, comenzará una vigilia de oración en la catedral. Según el delegado para el Año Jubilar en Ávila, Jorge Zazo, «los abulenses no están muy acostumbrados a participar» en ella, «pero es una de las cuestiones más demandadas por quienes vienen de fuera»; un momento «orante de silencio» para cuya participación ha hecho un llamamiento.

Máxima expectación

El domingo, día 14, a las seis de la tarde, tendrá lugar en la plaza donde está situado el convento y casa natal de Teresa de Jesús, la clausura de la Puerta Santa, «hasta el siguiente año jubilar», donde el obispo «recogerá lo que ha supuesto para la Diócesis» este periodo, ha explicado Jiménez. En este acto es donde se espera el mayor número de fieles y peregrinos. Justo después, los padres carmelitas, el cabildo y el obispo pasarán a la iglesia para rezar las vísperas, y trasladar luego la imagen de Santa Teresa a la catedral, de donde partirá al día siguiente para procesionar en el día grande para Ávila, su festividad.

Previamente a esta procesión, a las once de la mañana, tendrá lugar la misa clausura del jubileo en la catedral de El Salvador, mientras que la casa natal y convento de La Santa permanecerá abierto para todos los visitantes esa jornada.

Y ya por la tarde ese mismo día 15, como cada año y tras la misa de las siete y media, tendrá lugar la «emotiva despedida en la plaza», en donde se despiden las imágenes de Santa Teresa y la Virgen de la Caridad, que vuelve a su lugar de origen, la catedral, ha explicado Jiménez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos