Protección Civil detiene su actividad como protesta en Ávila

Protección Civil detiene su actividad como protesta en Ávila
Carlos Barba

El Ayuntamiento se enfrenta al segundo conflicto en el área de Presidencia, tras la problemática con el Cuerpo de Bomberos, cuya ausencia de jefatura afecta directamente también a Protección Civil

PAULA VELASCO

La Agrupación de Protección Civil de Ávila ha decidido cesar su actividad de manera indefinida debido a la situación que sufren desde hace meses en el  abandono en las instalaciones, equipación y flota.

Según Roberto Hernández, jefe de la Agrupación, «tenemos varias averías en la sede, la última el pasado 23, en la noche de San Juan, en la que, antes de ir a trabajar, los voluntarios tuvieron que ir a quitar y quitar agua de las instalaciones, que se inundan constantemente», ha explicado. Igualmente protestan por la falta de vestuario, que desde el año 2016 se ha visto sin cubrir debido a la falta de empresas que concursen en el pliego que saca el Ayuntamiento. La ausencia de un puesto de jefe de Bomberos, problema que también arrastra este cuerpo desde hace semanas, hace que «no tengamos técnico responsable» a quien derivar las quejas.

Hernández ha asegurado que a esto se añaden problemas como una flota de vehículos «totalmente envejecida, que cuesta más mantener y poner al día que el valor del vehículo», algunos con más de veinte años de antigüedad, al igual que continúan esperando que se les abonen los gastos de manutención que pagaron de su propio bolsillo, durante las horas de trabajo nocturnas en las nevadas navideñas que colapsaron la ciudad.

Tras reunirse el domingo por la noche los más de cincuenta voluntarios de la Agrupación, el anuncio de esta parada y cierre de actividad se realizaba a través de la red social de Twitter, lo que causó un gran revuelo en la ciudadanía y gran sorpresa en el consistorio, dado que las relaciones entre la concejala de Presidencia, Raquel Arribas, y Protección Civil, han sido constantes y «de cordialidad» ha asegurado esta última en rueda de prensa.

Arribas considera que todo «ha sido un malentendido». «Administrativamente hay plazos que son plazos», ha explicado haciendo referencia a los pliegos desiertos para la compra de equipación personal, o la tramitación del abono de uno de los vehículos comprados.

Por su parte, el teniente alcalde de Presidencia, Óscar Arroyo, ha explicado que las reparaciones de los desperfectos en las instalaciones, cuyo deterioro ha sido «excesivo» debido al «invierno duro y adverso», están presupuestadas hace tiempo con el apoyo de los diferentes grupos. Lo mismo ocurre con «los diversos gastos pendientes de abonar», de los que «somos conscientes», pero que sufren un retraso en su tramitación.

Tanto Arroyo como Arribas han recalcado que en todo momento «se está trabajando» en la solución de cada problema. Ambos han coincidido en la sorpresa de que este parón se haya anunciado de manera «precipitada» en domingo por la noche, sin tener conocimiento previo de esta decisión de la mano de la Agrupación, cuando «es un colectivo muy querido por nosotros y toda la ciudad» y «la sensación que recibimos en cada encuentro es siempre de cordialidad».

«Protección Civil no es un colectivo prescindible. Somos conscientes de la importancia de la actividad que representan y también de que son voluntarios, pero hay que trabajar codo con codo», ha asegurado el teniente alcalde. Arroyo, que sustituye en el cargo al anterior responsable de esta área en el Ayuntamiento desde hace poco más de un mes, ha hecho hincapié en que «las dos personas que estamos aquí (los dos responsables de Presidencia) necesitamos el apoyo y la colaboración de todos para reencauzar la situación».

Temas

Ávila

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos