La Diócesis de Ávila despide a los 300 voluntarios del Año Jubilar Teresiano

El Rey Felipe VI visitó Ávila en septiembre con motivo del Primer Año Jubilar Teresiano. /EP
El Rey Felipe VI visitó Ávila en septiembre con motivo del Primer Año Jubilar Teresiano. / EP

Recibieron un «sencillo y emotivo» homenaje en la Casa Diocesana de Ejercicios

PAULA VELASCOÁvila

Un «hasta pronto» agradecido. Así ha definido la Diócesis de Ávila la despedida a los más de trescientos voluntarios del Año Jubilar Teresiano que ha realizado su labor durante este periodo de tiempo. Un «sencillo y emotivo» acto de homenaje en la Casa Diocesana de Ejercicios, donde se dieron cita las personas que, de manera altruista, «han sido parte activa de este Jubileo, convirtiéndose en la cara amable que acogía a los peregrinos».

Después de una eucaristía, se escuchó el testimonio de algunos voluntarios, que contaron cómo había sido para ellos este año «tan especial», según ha informado la Diócesis abulense. En el acto también hicieron entrega al Administrador Apostólico, el hasta hace unas semanas obispo de Ávila, Jesús García Burillo, de una equipación completa de recuerdo, que «no dudó en ponerse». Los voluntarios, por su parte, recibieron un escapulario hecho a mano por una comunidad de carmelitas, así como el libro con todos los mensajes que los Papas han enviado a Ávila estos últimos años, relacionados con Santa Teresa.

La Diócesis espera que estos voluntarios vuelvan dentro de poco «a la acción», ya que les ha comunicado que cuenta con ellos para la organización de la Misa de despedida de Jesús García Burillo, así como para la celebración de la ordenación episcopal y toma de posesión de monseñor Gil Tamayo como nuevo Obispo de Ávila.

 

Fotos

Vídeos