Piden soluciones al Ministerio de Fomento ante las quejas contra la línea de autobús Ávila-Madrid

Un autobús que reliaza su ruta en la provincia de Ávila./Raul Hernandez
Un autobús que reliaza su ruta en la provincia de Ávila. / Raul Hernandez

La plataforma abulense Abono E ha realizado un escrito mediante el cual pone de manifiesto su descontento con los hechos que sufren «constantemente» en este trayecto con la compañía Jiménez Dorado, quien tiene la concesión de esta ruta.

PAULA VELASCOÁvila

Los usuarios miembros de la plataforma Abono E de Ávila han puesto de manifiesto mediante una queja por escrito el malestar de los utilitarios de la línea Ávila-Madrid, concedida a la empresa Jiménez Dorado, que aseguran incumple con los autobuses que cubren esta ruta.

Como ejemplo ponen los hechos que han sucedido el pasado viernes, y que suceden «constantemente». Además de llevar un retraso de cuarto de hora en la salida,  debido a que el vehículo «está  realizando un servicio privado en 'La Finca', como puede apreciarse en el cartel que trae fijado el autobús», durante el trayecto «el autobús hacía cosas extrañas, se calaba cada dos por tres, se encendía y se apagaba el aire acondicionado...», lo que llevó a pensar a los viajeros que «era cosa del conductor».

Esta teoría se vio descabalada cuando «antes de entrar en el túnel de Guadarrama se averió definitivamente y el conductor apagó el motor del autobús dejándonos encerrados a 45 pasajeros sin aire acondicionado. Estuvimos unos 30 minutos esperando a ver qué pasaba con el autobús, se llamó a la empresa y nadie nos hizo caso», aseguran.

A la jornada hay que añadir que ni el conductor ni la taquilla de Ávila contaban con las hojas de reclamaciones correspondientes y obligatorias, «como confirmó la Policía Local». Tampoco el vehículo contaba con máquina expendedora de billete, por lo que «no nos constaba billete ni justificante alguno de viaje» para realizar las correspondientes reclamaciones.

Antonio San Cristóbal es miembro de esta plataforma y también usuario de la línea. Afirma que «el Ministerio de Fomento mira para otro lado, ponemos muchas reclamaciones de lo que nos ocurre y no sabemos a dónde van porque esas reclamaciones no llegan» a ningún lado, todo sigue igual y «llevamos así casi tres años». «La concesión tiene cuatro autobuses, cuatro matrículas, adscritos. Son cuatro autobuses nuevos y buenos, y el resto son los que la empresa pone de refuerzo, pero que están en un pliego», explica San Cristóbal. Según él, estos autobuses «buenos» son los que utiliza la empresa cada vez que el Atlético de Madrid de fútbol tiene algún evento, «por lo que los autobuses desaparecen y nos dejan los malos».

La plataforma apunta también que esta ruta a Madrid es la única alternativa al tren que, en el caso del recorrido de Ávila a la capital esapañola, tarda casi dos horas en realizarse, cuando en el autobús se tarda una hora y diez minutos. San Cristóbal afirma que intentarán hablar con la subdelegación del Gobierno en Ávila para poner solución a estos hechos, que «venimos constantemente sufriendo los usuarios de la línea, por lo que solicitamos que las autoridades competentes intervengan de una vez para que cesen definitivamente».

 

 

Fotos

Vídeos