Casi medio siglo de lucha por los derechos de la comunidad LGBTIQ+

Casi medio siglo de lucha por los derechos de la comunidad LGBTIQ+
El Norte

Diferentes partidos políticos e instituciones han manifestado sus muestras de apoyo a este colectivo en el día de la celebración del llamado Orgullo

PAULA VELASCO

Fue en el año 1969 cuando tuvo lugar una redada policial en un pub de Nueva York llamado Stonewell Inn, a la que siguieron una serie de manifestaciones agitadas, conocidas como «los disturbios de Stonewall», considerados para muchos los inicios de una lucha contra el sistema que perseguía a los homosexuales.

Cuarenta y nueve años después, son muchos los derechos alcanzados pero «también mucho lo que queda por hacer», asegura Alfonso González, concejal por Ciudadanos en el Ayuntamiento de Ávila. «Nos sentimos muy mal porque Castilla y León sea la última comunidad autónoma en tener una ley propia en esta materia LGTBIQ+, y que igualmente esté a la cola de iniciativas en esta temática».

González asegura que queda mucho trabajo para avanzar, sobre todo en áreas como las aulas. «Este año estamos luchando mucho por los derechos de los transexuales, para que se establezcan protocolos en las aulas, que el tutor y los psicopedagogos tengan un plan de intervención concreto, al igual que queremos estos protocolos en el ámbito sanitario». Y es que, explica Alfonso, a veces es el propio desconocimiento en el colegio, ante una situación no conocida, lo que lleva «a no saber qué hacer con un niño» que se siente niña, o viceversa. «Es el propio desconocimiento y el miedo a no saber afrontar una situación el que lleva a que se tomen soluciones no acertadas». En este caso, lo ideal sería contar con ciertos protocolos «para favorecer que estas personas, que ya de por sí se encuentran en una situación en la que se sienten diferentes, se integren y vivan con normalidad, que por otra parte es como tiene que ser».

Igualmente González ha señalado que quieren hacer hincapié en la lucha «contra el acoso escolar y bullying, donde hemos pedido una campaña para la que solicitamos a los clubes deportivos en su momento que llevaran en sus zapatillas los cordones de colores arcoíris». Y es que el deporte es «un punto muy fuerte» de actuación, ya que además para los jóvenes «es un foco donde más se sufren este tipo de acosos».

También ha querido insistir en que la correcta denominación de los diferentes colectivos. «LGTB son términos trasnochados, usados en los 90, y si cada uno de los colectivos ha luchado para ser incluido en las siglas correctas (LGTBIQ+), nos parece importante que se respete. Aunque no todo el mundo esté al corriente, que menos que sepan que las siglas están por algo ahí». La «I» latina se incorporó por los intersexuales, antes conocidos como hermafroditas. Y la «Q» es por el término «Queer», alguien que rechaza la clasificación de género, sin identificarse con el modelo de u hombre o mujer, sin etiquetas.

En el día de la celebración del Orgullo, las corporaciones locales, Ayuntamiento y Diputación de Ávila, también han querido sumarse a la celebración de este día con una declaración institucional cuyo inicio ha sido la frase «Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos», el artículo primero de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Con ello han querido adherirse a la conmemoración del Día Internacional del Orgullo LGTBIQ+ «como parte de su compromiso con la igualdad de trato y de oportunidades como principio fundamental y tarea prioritaria para las Administraciones locales».

En esta declaración institucional además de condenar «cualquier tipo de agresión hacia personas LGTBIQ+, afirman que «no son posibles las políticas de igualdad sin los Ayuntamientos. Por ese motivo, reivindicamos la necesidad de dotar a las Entidades Locales de las competencias en esta materia así como de suficientes medios y recursos para, en colaboración con el Gobierno y las CCAA, asegurar la implementación adecuada de todas las políticas e iniciativas necesarias para garantizar la igualdad efectiva de las personas en todos nuestros pueblos y ciudades».

El Partido Socialista en Ávila también ha querido expresar su apoyo y compromiso con la actividad del movimiento LGTBIQ+. Mónica López, secretaria de Igualdad de la Agrupación Local, ha querido sumarse a las reivindicaciones de este colectivo aludiendo a que «la discriminación por motivo de homofobia, bifobia y transfobia, muy lejos aún de desaparecer, continúa no solo existiendo, sino que parece recrudecerse lo que hace altamente necesario seguir avanzando en el camino hacia la igualdad no solo legal, sino también absoluta y necesariamente real».

 

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos