Medidas inminentes del Consistorio de Ávila ante la sequía

Medidas inminentes del Consistorio de Ávila ante la sequía
Pixabay

El Ayuntamiento comunicará la situación a Acuaes para que «proceda a la declaración de emergencia» de las obras previstas para la captación de agua desde la presa de Las Cogotas

Paula Velasco
PAULA VELASCOÁvila

Los efectos palpables de la sequía han hecho que el Ayuntamiento de Ávila haya aprobado hoy en Junta de Gobierno una serie de medidas a corto y medio plazo para paliar las consecuencias de la posible falta de agua.

Y es que en este momento las reservas se encuentran al 56.30% de la capacidad de embalsamiento total, siendo las del pantano de Becerril del 39,50 %, las de Serones del 53,50 % y las de Fuentes Claras del 97,60%.

Desde la reunión de la mesa de la sequía, ha explicado el Consistorio, «las reservas de agua han disminuido en 5,8 puntos, que, unido al aumento de la demanda —un 17,70 % respecto al año pasado y un 11,86 % respeto a la media de consumo normal—, puede ocasionar problemas en el abastecimiento en el verano» o incluso en el otoño, si no se producen precipitaciones importantes que permitan aumentar los niveles de agua en los puntos de captación de la ciudad.

Entre las medidas que se adoptarán se encuentra informar la situación a Acuaes, para que proceda a la declaración de emergencia de las obras previstas dentro del convenio suscrito el día 1 de marzo de este año entre Acuaes y la Consejería de Fomento y Ayuntamiento para la captación de agua desde la presa de Las Cogotas. Asimismo también se encuentra entre estas medidas la ejecución de estas obras.

Vigilar el llenado de piscinas privadas y jardines privados para poder evitarlos o eliminar el riego de los parques y jardines públicos, limitándose al mantenimiento, supondría «un ahorro de doscientos mil metros cúbicos desde junio a octubre».

Desde el pasado día 4 de mayo se está bombeando agua desde la presa de Fuentes Claras a la Estación de Tratamiento de Agua Potable. «Según el informe técnico que se ha tenido en cuenta la calidad de las aguas actualmente es buena, pero, según disminuyan los niveles, unido al aumento de las temperaturas, puede producirse un deterioro de la misma», han asegurado desde el Ayuntamiento.

Por último se preparará el bombeo desde los pozos del parque del Soto, se controlarán las aguas consumidas en las instalaciones deportivas y se propone una disminución de la presión de baldeo para buscar un ahorro del veinte por ciento del consumo de agua.

Desde el Ayuntamiento, por último, apelan a la concienciación del ciudadano, a quien solicitarán colaboración para hacer un uso responsable del agua.