Marlaska ha «desautorizado y ninguneado a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias»

Segundo día de seguimiento de huelga de funcionarios de prisiones en la cárcel d Brieva en Ávila. /P. V.
Segundo día de seguimiento de huelga de funcionarios de prisiones en la cárcel d Brieva en Ávila. / P. V.

Los trabajadores del centro penitenciario de Brieva, en Ávila, continúan con el segundo día de huelga, que durante la noche ha tenido un seguimiento del 100%

PAULA VELASCO / ÁVILA

Segundo día de huelga, de los seis convocados, entre los funcionarios de prisiones, en la que Brieva, la prisión abulense, ha hecho un seguimiento durante la noche del 100%. Una cifra que a primera hora de esta mañana ha descendido a un 85%, con «un desarrollo normal» y «once compañeros trabajando en servicios mínimos», ha explicado Gonzalo Cruz, responsable de instituciones penitenciarias del CSIF en Ávila.

Los trabajadores se han concentrado a las puertas de la prisión en este municipio abulense donde se encuentran cumpliendo condena Iñaki Urdangarín y, desde ayer, Rodrigo Rato; y recibían a los medios a primera hora de la mañana con cacerolas, silbatos y pancartas de un modo pacífico.

«Esto no es cuestión de colores políticos», ha asegurado la representante de Comisiones Obreras, Palmira Sánchez, en relación a las declaraciones del ministro de Interior, Grande-Marlaska, que aseguraba no entender que se hiciera huelga ahora y no con el anterior Gobierno. «Está faltando a la vedad y lo sabe. Las movilizaciones empezaron antes de que él estuviera, con el anterior gobierno. Nosotros no tenemos la culpa de que en plenas movilizaciones haya habido un cambio», ha asegurado, «y le hayan nombrado a él ministro. Esto no es una cuestión de colores políticos, es una cuestión de abandono de los funcionarios de prisiones, que llevamos sufriendo mucho tiempo con diferentes gobiernos, de un color y de otro», ha asegurado, y ha lanzado un mensaje advirtiéndole que «si usted abandona a los funcionarios de prisiones, está usted abandonando a las prisiones».

 

Equiparación salarial

Desde la prisión abulense aseguran que hay una diferencia de hasta setecientos euros en la nómina de un funcionario a otro, dependiendo de la provincia donde se trabaje, al ser Brieva en la que «menos se cobra. Con otras, como Topas o Dueñas, hay una diferencia de entre trescientos cincuenta y cuatrocientos euros» mensuales por el mismo trabajo y la misma responsabilidad, ha asegurado Antonio Pascual, representante de UGT. «Llevamos más de un año negociando y hemos notado un talante distinto en las negociaciones. Se han convocado ochocientos funcionarios, de acuerdo», ha explicado, «pero cuando yo voy a comprar o pagar la universidad de mi hijo —la más cara de España en Castilla y León—, no me piden días ni trabajadores ni horas. Me piden dinero», por lo que consideran el aumento de las retribuciones como el principal problema.

El ministro Marlaska «ha desautorizado y ninguneado a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias», ha afirmado Pascual. «Tiene que ser el ministro el que negocie en Consejo de Ministros. Y si el ministro nos convoca, nosotros desconvocamos».

Por su parte, desde el sindicato ACAIP, Fernando Sáchez ha recordado la falta de personal y recursos en todos los sectores de la administración penitenciaria, y ha pedido que se vuelva a poner en la mesa la oferta económica. Además, «hay una agresión diaria en todos los centros penitenciarios de España, y vamos a continuar con la huelga hasta que se nos escuche».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos