Malestar en la Federación Abulense de Hostelería por la colocación de las casetas para las fiestas en el centro histórico

Casetas en el casco histórico /Federación Abulense Hostelería
Casetas en el casco histórico / Federación Abulense Hostelería

Desde la Federación Abulense de Hostelería aseguran que no han recibido una copia del documento que permitía a la caseta abrir en ese lugar

Paula Velasco
PAULA VELASCOÁvila

La Federación Abulense de Hostelería (FAH) ha querido mostrar hoy su malestar ante la colocación de unas casetas en pleno centro histórico de la ciudad, con motivo de las fiestas de uno de los barrios, los pasados días entre el 14 y 24 de junio, fiestas de San Juan.

Según ha explicado el presidente de la FAH, Víctor Gómez, las casetas no se han abierto de la manera adecuada, algo que se puede comprobar de manera objetiva por las fotografías tomadas y que han mostrado a los medios. «Se instalan cuatro casetas metálicas y una barra, en pleno Mercado Chico y plaza de la Diputación, en una ciudad patrimonio», cuando en el caso de las actividades llevadas a cabo por los hosteleros de la ciudad «tenemos que decorarlas, se arreglan y se ponen acordes con el entorno. Nos parece inadecuado por la ubicación, por la imagen que dan al turista y a la propia ciudad», ha asegurado.

Pero además critican el absoluto estado de abandono de las casetas, «que todavía tenían los carteles de las librerías», cuando los libreros las utilizaron en la pasada Feria del Libro, en abril. «Los enganches de la luz eran un peligro» por el estado en el que estaban colocados, y además «no había contador».

Los hosteleros han querido dejar claro que en ningún momento están en contra de que se celebren fiestas en Ávila ni de «que la gente salga a la calle, que se divierta, que haya alegría. Pero que se haga de manera responsable e igual para todos», han asegurado. «Con unas normas, como las que nos ponen a nosotros, de sanidad, higiene, permisos de trabajo, control horario».

La FAH asegura que esta «chapuza» es «innecesaria e incluso peligrosa», aludiendo al cableado. Igualmente han señalado que les «consta que ha sido la anterior corporación la que ha dado el permiso». Un permiso «entre comillas», ya que afirman que ha sido otorgado «de propia voz, sin validez jurídica y legal». Tras solicitar el 21 de junio por registro «información y copia de la autorización», ha señalado Javier Marfull, secretario de Federaciones y Asociaciones, nadie les ha aportado ningún documento, algo que a su parecer lo único que provoca es inseguridad jurídica y el «por qué a ti sí y a mí no»».

Desde la Federación confían en seguir manteniendo un clima de conversación idóneo tanto con la corporación nueva como con las peñas y las asociaciones de vecinos, ya que aseguran que «nosotros queremos sumar, aportar. No para criticar, sino para que las cosas se hagan bien y todo mejor».

Temas

Ávila