García-Conde: «No permitiríamos hacer en nuestras empresas lo que la Junta hace con el dinero de todos»

El candidato de Vox a la Junta de Castilla y León, Jesús García-Conde, acompañado por miembros del partido durante su visita hoy a la capital abulense./Raúl Hernández
El candidato de Vox a la Junta de Castilla y León, Jesús García-Conde, acompañado por miembros del partido durante su visita hoy a la capital abulense. / Raúl Hernández

El candidato regional de Vox ha asegurado que quiere acabar con el «despilfarro» de la administración para que los ciudadanos puedan emplearlo en «cosas productivas».

PAULA VELASCOÁVILA

El candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León por Vox, Jesús García-Conde, ha visitado la ciudad de Ávila para conocer de primera mano las necesidades de los abulenses. En su paseo, acompañado por el candidato a las Cortes por Ávila, David Sierra, ha asegurado que «nosotros somos autónomos, gente de empresa, funcionarios» y «no permitiríamos hacer en nuestras empresas ni en las casas las cosas que la Junta hace con el dinero de todos».

El candidato de la formación verde, ha señalado en este sentido que sus candidatos «van a poder defender que en Castilla y León se acabe el despilfarro», que es lo que hace «que no haya dinero en los bolsillos de los castellano leoneses». De esta manera, ha asegurado, los ciudadanos podrán gastarse en dinero en «cosas productivas y que además generen empleo».

Ávila, ha explicado, ha sido la provincia de la región con mayor porcentaje de votos a Vox en la comunidad en las pasadas elecciones, superando el 14%, lo que para García-Conde significa que el «calado del mensaje» en esta provincia «es altísimo». Esto le hace ser optimista de cara a los próximos comicios, en los que prevé «sacar al menos un diputado en las provincias y en algunas de ellas vamos a tener probablemente dos».

En su paseo por la zona del centro de la ciudad ha recordado algunas de las propuestas de Vox, como la de libertad de educación, sin que esté «condicionada por leyes de ideología», como la de Memoria Histórica o la ley de Ideología de Género. «No puede ser que se nos condicione para ver qué tenemos que ver y que pensar de la historia de España».