Ávila acogerá el I Festival de la Canción en lengua de signos

Ávila acogerá el I Festival de la Canción en lengua de signos

Diez intérpretes representarán sus temas intercalándolos con la actuación, también signada, de cinco grupos abulenses

PAULA VELASCO

Las canciones que conocemos pueden llegar a ser un enigma para las personas con discapacidad auditiva, pero el I Festival de la Canción en lengua de signos abrirá las puertas en Ávila a su significado a aquellas personas sordas y oyentes que quieran disfrutar de su contenido.

Hoy, a las seis de la tarde en el Auditorio Fundación Ávila, diez intérpretes harán precisamente eso, interpretar una canción libremente, acompañándola de la lengua de signos, y con total libertad para su puesta en escena. «Cualquier persona que sepa lengua de signos que ha querido participar ha escogido una canción», que sonará de fondo en el espectáculo y, mientras esto sucede, la signarán. Pero no solo eso, «cada uno tiene libertad absoluta para interpretarlo. El único requisito es que sea en lenguaje de signos», explica Nieves Mateos, técnico en atención a familia en el Centro Cultural de Personas Sordas de Ávila.

Habrá diez concursantes de todo tipo, «intérpretes en lengua de signos, personas con discapacidad auditiva, niños, alumnos, grupos, individuales… De todas las categorías, se darán tres premios». Pero además este festival contará con la actuación intercalada de cinco artistas abulenses, que aportarán el toque musical en directo. Todas ellas, como la Camerata Abulense, Musicamos o Franky Moy, con un intérprete que signará la actuación en el momento.

«La idea surge de la necesidad de acercar la música a las personas sordas. Ávila es una ciudad que a nivel cultural tiene mucha organización y actividad, pero en pocas ocasiones se cuenta con intérpretes en lengua de signos, mucho menos en la parte musical», explica Nieves.

«Creíamos que era importante que nuestros sordos pudieran disfrutar de la música igual que el resto», las personas sin problemas de audición, quienes también podrán acudir y disfrutar de este espectáculo. «De este modo se crea un espacio de inclusión donde cualquier persona oyente que quiera compartir con nosotros ese día pueda disfrutarlo, acercarse, porque todo lo que se va a signar lleva música. Así también conoceremos la lengua de signos y su importancia».

Este tipo de festivales, explica Nieves, es una manera «de hacer ruido, porque dentro de la discapacidad la nuestra es minoritaria, se denomina la discapacidad invisible porque no se ve, a no ser que veas a alguien signando, y muchas veces las necesidades de los sordos no se tienen en cuenta».

 

Temas

Ávila
 

Fotos

Vídeos