A disposición judicial por negligencia el posible autor del delito de Hoyo de Pinares

Guardia Civil en el incendio de Hoyo de Pinares /Guardia Civil
Guardia Civil en el incendio de Hoyo de Pinares / Guardia Civil

La Guardia Civil investiga a esta persona que colaboró en las labores de extinción y reconoció ser el causante del incendio

PAULA VELASCOÁvila

Una persona está siendo investigada y ha pasado a disposición judicial como supuesto autor del incendio que ha calcinado más de doscientas hectáreas de pinar de pino piñonero en la localidad abulense de Hoyo de Pinares.

La persona se enfrenta a un delito de incendio forestal por negligencia grave, según ha informado la Guardia Civil, ya que parece ser que originó el incendio al eliminar residuos mediante fuego.

Noticias relacionadas

Tras realizar la inspección ocular y aplicar el Método de las Evidencias Físicas, ha informado la Benemérita, «se observó en el punto de inicio indicadores» de esta actividad. Tras realizar las gestiones pertinentes, los agentes han localizado e identificado entre las personas que colaboraban activamente en las tareas de extinción «a un individuo que reconoció ser el causante del incendio cuando se disponía a eliminar residuos mediante fuego sin adoptar las medidas necesarias» para evitar su propagación.

La Junta de Castilla y León dio por extinguido el incendio a las nueve de la noche de ayer, después de tres días activo y de haber llegado al nivel dos de la escala Infocal, además de haber tenido que evacuar a una eco comunidad que vivía en la naturaleza en las afueras del municipio.

El alcalde de Hoyo de Pinares, David Beltrán, asegura que el sentir general del pueblo es de «tristeza porque se pierde algo nuestro siempre, pero a la vez algo aliviado porque podía haber sido peor de lo que ha sido», ha explicado a este medio. «A partir de esto la gente será más prudente, va a servir de aviso, nos va a mantener en alerta para ser más precavidos a la hora de realizar cualquier acción en el campo», ha asegurado.

Según las estimaciones, se han calcinado doscientas hectáreas de terreno, de las cuales cien han sido de pinar de pino piñonero, y el resto de monte, fincas algunas huertas particulares y casetas de aperos.