Reducen a nivel 0 el incendio de El Arenal, por lo que la peligrosidad en Ávila baja de 2 a 1

Vista aérea de los incendios en la provincia de Ávila. /@inforestal
Vista aérea de los incendios en la provincia de Ávila. / @inforestal

Numerosos medios aéreos y terrestres continúan trabajando en las labores de extinción que, según el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, pueden alargarse todavía unos días

Paula Velasco
PAULA VELASCOÁvila

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández, ha ordenado el descenso del nivel de peligrosidad en la provincia de Ávila del 2 al 1.

Ayer por la tarde se decretaba el nivel 2 en la escala Infocal -que cuenta con cuatro niveles, de 0 a 3- debido a la confluencia de dos incendios en el territorio abulense, el de Gavilanes-Pedro Bernardo y el de El Arenal, ambos de nivel 1 de peligrosidad.

Esta mañana el de El Arenal ha descendido a nivel 0 como «consecuencia del magnífico trabajo del operativo de la Junta de Castilla y León en colaboración con otras administraciones», ha señalado Hernández, que ha destacado el trabajo también de efectivos, alcaldes, vecinos, voluntarios, Protección Civil, Cruz Roja y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Más información

«La situación en general en El Arenal es buena», ha asegurado el delegado territorial, no obstante los dos incendios siguen activos, «sigue habiendo trabajo por delante, pero francamente han dado sus frutos las tareas desempeñadas en el origen de este incendio, a primera hora de la tarde de ayer», ha asegurado.

«El trabajo de la noche ha sido un trabajo intenso, de unidades terrestres, a las cuales se han incorporado al amanecer los medios aéreos», ocho en Gavilanes y cuatro en el incendio de El Arenal. En este último, además, se encuentran trabajando en este momento tres autobombas, tres agentes medioambientales, dos técnicos y efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME), que desde que comenzó a arder, en la tarde de ayer, ha trabajado con noventa y cuatro efectivos y veintiún vehículos terrestres.

Respecto al incendio de Gavilanes-Pedro Bernardo, que se declaraba el viernes, en este momento trabajan contra las llamas en un incendio que se mantiene de nivel 1, además de los ocho medios aéreos, seis autobombas, cuatro cuadrillas terrestres, cinco agentes medioambientales y cuatro técnicos. La UME también se ha desplazado estos días a la zona, con la aportación en total de ciento catorce efectivos y veintinueve vehículos.

Reunión del CECOPI.
Reunión del CECOPI. / Junta de Castilla y León

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández, ha explicado que durante el día de ayer, y también en la noche, «he podido supervisar y verificar in situ el desarrollo de los trabajos», que ha calificado de «muy complicados», debido a que se «llevó a cabo un contrafuego que no culminó con éxito y se hizo una línea de defensa con autobombas propias de la Junta de Castilla y León y de la UME».

A pesar de todo, Hernández ha asegurado que, tras reunirse con el alcalde de Pedro Bernardo, David Segovia, y con los responsables del operativo, «he de decir que hoy por hoy la situación tiende a mejorar considerablemente, no obstante, con todas las salvedades y prudencia, porque queda muchísimo trabajo» por hacer. Y es que «el viento puede ser cambiante, el terreno es muy escarpado y las dificultades máximas, como las altas temperaturas, aunque se ha moderado la ola de calor en las últimas horas».

Los trabajos en las labores de extinción continuarán todo el día «sin remisión para poder extinguir definitivamente el fuego», aunque es algo que «nos va a llevar varias jornadas».