La cooperación entre administraciones, primera competencia para el subdelegado del gobierno

La cooperación entre administraciones, primera competencia para el subdelegado del gobierno
Raúl Hernández

Arturo Barral ha jurado este jueves su nuevo cargo acompañado de la Delegada de Gobierno de Castilla y León, Virginia Barcones, en un acto en el que ha destacado la importancia de la igualdad entre mundo urbano y rural

PAULA VELASCO

Arturo Barral ha jurado este jueves su nuevo cargo como Subdelegado de Gobierno en Ávila en un acto en el que ha estado presente la recién nombrada Delegada del Gobierno en Castilla y León, Viginia Barcones.

En su acto de jura, Barral ha destacado que la primera competencia que debe tener un subdelegado del gobierno es «mantener las necesarias relaciones de cooperación con la Administración central, comunidades autónomas y entidades locales», algo «básico» para lograr «la igualdad de oportunidades», en referencia al mundo urbano y rural. En su discurso de presentación ha hecho hincapié en que los abulenses tienen el «derecho a obtener los mejores servicios públicos de un país con un alto desarrollo humano como es España, donde no puede existir discriminación por género edad o condición social», al igual que tampoco puede existir desigualdad entre «los núcleos de población grandes y pequeños».

Tampoco ha querido dejar de «echar la vista atrás», cuando hace dos años y nueve meses en la misma sala donde ha jurado el cargo, juraba su anterior puesto, el de jefe provincial de Tráfico en la provincia de Ávila, con dos tareas claras; modernizar la administración y desarrollar una política de seguridad vial dirigida a las carreteras abulenses.

Igualmente Barral ha querido ser reivindicativo haciendo referencia al «déficit histórico de infraestructuras de movilidad, que no solo impiden una comunicación fluida con las provincias limítrofes, sino también vertebrar correctamente nuestras poblaciones, que dividen el mundo urbano y rural».

Arturo Barral nació en La Coruña en 1974. Es licenciado en Derecho por la Universidad de su misma tierra natal y pertenece a la escala superior de Técnicos de Tráfico, ámbito donde ha trabajado en ciudades como Tenerife o Madrid.

Por otra parte, en su discurso, Virginia Barcones ha querido hablar también de la despoblación que afecta a Ávila, provincia que ha perdido 1.606 habitantes en el último año, y con más de 82.000 abulenses viviendo en Madrid, 6.000 empadronados en Cataluña y otros 6.000 en el País Vasco. En esta línea ha afirmado que una de las prioridades del nuevo Gobierno es que los «12.000 parados de esta provincia puedan encontrar aquí un trabajo digno».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos