CCOO reclama a la Junta un cambio de modelo de gestión forestal y de extinción de incendios

Ccoo reivindica actualizar el modelo de gestión de incendios a la Junta de CyL. /Paula Velasco
Ccoo reivindica actualizar el modelo de gestión de incendios a la Junta de CyL. / Paula Velasco

Esta es la comunidad con mayor superficie forestal de Europa, y aseguran que el cambio climático está provocando más incendios en diferentes épocas del año

PAULA VELASCOÁvila

Comisiones Obreras reclama a la Junta de Castilla y León un cambio en el modelo forestal y de extinción de incendios, ya que el actual INFOCAL data del año 1999, y no es suficiente para abordar la nueva situación climática, que provoca más incendios en diferentes épocas del año.

Es una de las reinvindicaciones que ha puesto de manifiesto Ernesto Angulo del Río, coordinador del sector autonómico FSC – CCOO de la región, quien asegura que han pedido la revisión del operativo actual encarecidamente. Lo mismo ocurre con el personal destinado a los operativos, cerca de 4.500 en la comunidad, para quienes siguen reivindicando que puedan «dedicarse de manera profesional a lo que se dedican», y no de manera parcial tan solo tres meses al año.

«El consejero defiende que tenemos un modelo mixto que funciona perfectamente porque da solución a los problemas, con mucho material y medios, a los que llamamos a nivel nacional cuando nos desbordamos». Angulo asegura que «estamos preparados para pequeños incendios, conatos de incendio, etc., pero cada vez se dan más los grandes incendios forestales que duran de uno a tres días, y el operativo actual no está diseñado para que haya turnos, relevos, grandes movilizaciones».

Desde CCOO reivindican un trabajo mínimo de nueve meses de este personal, frente a los cuatro, cinco o incluso seis meses alcanzados en el último acuerdo. «No solo hay que trabajar en la época de riesgo. La apuesta del sindicato es un mínimo —recalca— de nueve meses para que en la época de peligro medio o bajo se trabaje en labores preventivas, y en la época de extinción» se aproveche a ofrecer una preparación física «para que los trabajadores acudan a los incendios lo mejor preparados posible».

Esta, asegura, sería una manera de fijar población en núcleos rurales. Actualmente en Castilla y León, según el último informe elaborado por el sindicato en el año 2015, la inversión en extinción de incendios por hectárea sería de 5.54 euros. Una cifra muy escasa si la comparamos con los 18.34 de Andalucía, los 52.09 de Galicia o los 70.5 de Cataluña, ha asegurado Angulo.

Castilla y León «es la comunidad con mayor superficie forestal de toda Europa, con un 51% del terreno», por lo que «tenemos que estar preparados» para afrontar las circunstancias y cambiar el operativo actual.

Para el sindicato sería bueno también destinar la gran inversión que se reserva a medios aéreos para gastarla en «prevención, contratando el resto del año a gente de los pueblos, lo que sería una manera de fijar población». Como ejemplo han tomado Burgos o Soria, donde «no suele haber incendios grandes, la gente vive del monte, invierte en él y sus recursos, algo que no sucede en la zona de Ávila o Salamanca».

 

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos