El Ayuntamiento de Ávila proponen subir el IBI seis euros al mes

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera./EL NORTE
El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera. / EL NORTE

El proyecto presentado por el gobierno municipal incluye reducciones en los costes del transporte público urbano

El Norte
EL NORTEÁvila

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ávila presentó este miércoles su proyecto de Ordenanzas Fiscales para el ejercicio 2020 que contempla como medida más destacada una subida de 6 euros mensuales en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), es decir, alrededor de 70 euros anuales para una vivienda media con un valor catastral de 70.000 euros. Según expuso la teniente de alcalde de Hacienda, Ángela García, se propone situar el tipo de gravamen del IBI en el 0,60 frente al 0,50 actual, lo que «supone retornar a los niveles de 2013, cuando estaba por encima del 0,59.

La medida proporcionará a las arcas municipales unos ingresos de 3,5 millones de euros a mayores de los actuales (de algo más de 16 millones se pasará a 19,5), ya que este impuesto supone el 62% de los ingresos municipales vía tributos.

Otra subida planteada «con fines disuasorios, no recaudatorios, para concienciar a la gente sobre un consumo responsable», según palabras de la teniente de alcalde, es la relativa a la tasa del agua. Así, proponen incrementar la tarifa en los tramos superiores de consumo en la cuota doméstica a partir de un consumo de 51 metros cúbicos trimestrales para las familias de hasta cuatro miembros. Para las familias numerosas o de 5 o más miembros, el aumento se produce a partir de 76 metros cúbicos trimestrales y para ellas se elimina la limitación para acceder a la tarifa bonificada del límite de ingresos del 1,5 del IPREM por individuo.

Pero las modificaciones propuestas en este proyecto afectan a 18 ordenanzas y también hay bajadas de tasas y precios, como las contempladas para el transporte público urbano y la utilización de las instalaciones deportivas. En el caso del transporte se reduce al 50% el coste del billete de bono de jubilados pasando de 0,24 a 0,10 céntimos y del de jóvenes, que pasa de 0,20 a 0,10. También se baja el coste del billete del bono ordinario (de 0,55 a 0,50 céntimos) y del mensual (de 0,22 a 0,20 céntimos).

En cuanto al uso de las instalaciones deportivas, Ángela García señaló que se reducen un 25% las tasas «dado su estado de deterioro y en tanto se realizan las inversiones necesarias para su mejora». Otra reducción, en este caso del 50%, es la relativa al coste de talleres de las actividades de animación comunitaria, campamentos infantiles y urbanos, animación de verano e invierno o actividades del programa de mayores. En conjunto, las bajadas propuestas en este proyecto de Ordenanzas Fiscales supondrán una reducción de los ingresos que rondará el medio millón de euros.

«Somos conscientes del esfuerzo que pedimos a los ciudadanos y nos comprometemos a gastar hasta el último euro con responsabilidad», afirmó la teniente de alcalde, quien añadió que «pedimos un voto de confianza a la ciudadanía, porque es un proyecto a medio y largo plazo que pretende dar un vuelco a la ciudad con responsabilidad y transparencia, sabiendo que todos los servicios e inversiones cuestan un dinero y hay que pagarlos». «Actualmente tenemos todos los recursos comprometidos y necesitamos nuevos ingresos estables para poder hacer frente a lo ya comprometido y para poder planificar y llevar a cabo futuras inversiones para hacer de esta ciudad el Ávila que todos queremos», subrayó.

Temas

Ibi, Ávila