Ávila mejora las listas de espera quirúrgica en un 36%, frente al 22% de Castilla y León

Operación de rodilla en el hospital de Ávila./F. P.
Operación de rodilla en el hospital de Ávila. / F. P.

El Complejo Asistencial abulense ha realizado entre 2017 y 2018 alrededor de mil seiscientas cirugías vespertinas, potenciando este servicio en las tardes

PAULA VELASCO

El Complejo Asistencial de Ávila arroja unas cifras muy positivas en la reducción en la lista de espera quirúrgica de la provincia y comunidad autónoma. Según Joaquín Fernández, responsable del Plan Perycles, creado por la Junta para controlar y reducir las listas de espera, «Ávila ha contribuido muy importantemente a la mejora del tiempo que esperan los pacientes». En los dos años de funcionamiento que lleva este programa, Ávila ha mejorado en un 36% las listas de espera para cirugías, «de alrededor de 1.500 pacientes a los 900. Es mucho», asegura Fernández. Y es que todo el servicio de salud de Castilla y León «ha mejorado un 22% y los hospitales hermanos de Ávila, como Zamora o Palencia, tienen un índice de mejora del 10%».

Estos datos se han arrojado en una jornada informativa que desde la dirección del Hospital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila se ha organizado con el fin de que la población pueda conocer el trabajo de los servicios quirúrgicos de este centro, como el de Cirugía General, que introdujo las laparoscopias de la mano del fallecido doctor Marcelo Francos, uno de los primeros en utilizar esta técnica a nivel regional y nacional.

Esta jornada ha servido para «poner en valor la cirugía que se está haciendo en el hospital de Ávila», ha explicado Daniel Muñoz, director médico del Complejo Asistencial abulense, que durante el año 2017, y lo que llevamos de 2018, ha visto aumentar las intervenciones en una cifra de 1.600: las llevadas a cabo gracias al impulso y potenciación de la entidad vespertina, que es la cirugía que se realiza por las tardes, entre las que destacan 424 del servicio de Cirugía, 481 de Traumatología o las 506 de Oftalmología.

A estas especialidades se suman las que se han ido incorporando al servicio vespertino estos años, como Ginecología, con 67 intervenciones; Dermatología, con 76; y Otorrinolaringología, con 33; a las que se une Urología, recientemente.

«Las cifras son bastante buenas en todos los sentidos», asegura Muñoz, con unas reducciones importantes desde el año 2014, como las del servicio de Traumatología, con un descenso de alrededor de la mitad de pacientes en lista en estos cuatro últimos años.

Ávila, puntera

Si algo ha destacado Muñoz es el valor del trabajo que se realiza en el Complejo Asistencial de Ávila; no solo por la complejidad de las intervenciones sino por lo puntero de estas. La cirugía laparoscópica, por ejemplo, mínimamente invasiva, es la que más se utiliza en Ávila. Los servicios de Cirugía General, Ginecología, Urología, Otorrinolaringología y Traumatología hacen cirugía endoscópica avanzada. Como ejemplo, la cirugía de recto, que en la ciudad se hace con esta metodología en un 85%, frente al 3% del resto de España. «Aquí la laparoscopia es la herramienta habitual, la mayoría de los cirujanos operan mirando a un monitor».

El éxito del buen estado de la cirugía en Ávila lo achaca también a la implicación de varias especialidades en un mismo problema, así como a la implicación de los facultativos de los diferentes servicios, «con gente muy motivada», algo que hace que «disfruten» con su trabajo cotidiano. Tampoco Muñoz ha querido olvidar la mejora en la variabilidad clínica a la hora de la inclusión en las listas de espera. «Hemos cogido las patologías más relevantes y hemos hecho un control de la inclusión en la lista de espera. Sin un equipo de enfermería muy cualificado y con mucha colaboración», con el que cuentan en el hospital, «sería imposible» obtener estos buenos resultados, por lo que a ellos considera uno de los «pilares en los que se sujeta el éxito».

Ginecología pionera

Un dato que se ha destacado durante la jornada informativa ha sido el referido a la consulta de histeroscopia, que lleva funcionando a nivel ambulatorio en el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles desde junio de 2001. En total se han realizado cerca de 7.000 histeroscopias. Esto, a efectos de números, es resaltable «porque lo hacemos en consulta y de forma ambulatoria, mientras en otros hospitales se hacen ocupando quirófano», asegura la responsable del servicio de Ginecología, María José Velasco Martín. «Nosotros, por ejemplo, utilizamos una jornada de quirófano en hacer cirugía laparoscópica, mientras en la consulta de al lado realizamos estas histeroscopias» e incluso intervenciones menores, «como extracción de pólipos, biopsias o retirada de dius».

La laparoscopia es la otra modalidad quirúrgica utilizada en este servicio de Ginecología, con el cual llevan trabajando desde 2005 —y desde 2007 oncología por laparoscopia—. Algo de lo que se sienten especialmente orgullosos, ya que «muchos hospitales de referencia para nosotros no hacen cirugía laparoscópica y, menos, oncológica», asegura la jefa de servicio ginecológico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos