Ávila abre al público sus tenerías judías

Ávila abre al público sus tenerías judías

Un espacio donde conocer parte de la historia de la ciudad y de España, a través de los habitantes que poblaron las tierras castellanas, y donde Ávila fue una de las más pobladas por los judíos

Paula Velasco
PAULA VELASCOÁvila

El ayuntamiento de Ávila ha abierto al público esta mañana las Tenerías del arrabal de San Segundo. En este espacio se pueden encontrar los restos arqueológicos del lugar «donde la comunidad judía tenía sus instalaciones para realizar el tintado y el curtido de pieles».

La teniente de alcalde de Empleo, Industria, Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Ávila, Sonsoles Prieto, ha sido la encargada de iniciar con su visita la apertura a la población, ya que estas tenerías fueron inauguradas el pasado mes por la corporación municipal anterior.

Estas tenerías se abren al visitante y a los abulenses como «nuevo punto de atracción turística en la parte oeste de la ciudad», fuera de los límites de la muralla, con el objetivo de que todos «puedan profundizar en la historia de la ciudad». De este modo, ha asegurado Prieto, «se pone en valor un espacio que recuerda el legado de la comunidad judía, una de las más importantes que habitó estas tierras en la Castilla medieval», en la que Ávila jugó un papel importante al ser una «de las ciudades de mayor población» judía del entorno.

Con estas tenerías se amplían los recursos turísticos de Ávila, ya que se incorpora a la oferta una zona que «ayudará a dinamizar el turismo con la repercusión económica que ello implica». Por otra parte, Sonsoles Prieto ha querido resaltar el lugar idóneo donde se encuentran situadas, ya que es una zona «cercana a la entrada accesible de la muralla, junto al albergue de peregrinos del Camino de Santiago, en la ruta de los Cuatro Postes y al lado de la ermita románica de San Segundo», patrón de la ciudad. Un conjunto que se revaloriza como zona turística, «un atractivo turístico más de la ciudad, en esta parte que estaba más dejada de lado por el turista, al no estar en el centro histórico».

Los visitantes y abulenses podrán acceder de manera gratuita a este espacio, al que se pretenden incorporar en quince días visitas guiadas, según ha informado María Blanco, miembro de la empresa Vadasoal S.L, responsable de la gestión y atención al visitante de las tenerías.

Estos restos arqueológicos fueron descubiertos en el transcurso de unas excavaciones que se realizaron entre los años 2001 y 2005, y fueron declarados Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 2010

Los trabajos realizados han permitido datar dos fases constructivas: la primera, entre la segunda mitad del siglo XIV y principios del XVI y, la segunda, entre el XVI y finales del XVII o comienzos del XVIII.