Arranca la Semana Santa de Ávila con la procesión Vía Matris con tiempo estable para el fin de semana

Procesión Vía Matris, Ávila./I.M.
Procesión Vía Matris, Ávila. / I.M.

Declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, este año habrá cuatro cambios de recorrido en otras tantas procesiones, como en la del Viernes de Dolores (Vía Matris), restauraciones en piezas de la Vera Cruz y la inclusión de una nueva cofradía, la de la Soledad

ISABEL MARTÍNÁvila

La Semana Santa abulense comienza hoy con la procesión de Viernes de Dolores, «Vía Matris», organizada por la Cofradía del Santísimo Cristo de los Afligidos y salida desde el convento de Santa Teresa. Este año, la procesión cambia ligeramente su recorrido, por el casco histórico intramuros, a diferencia de años anteriores. Procesionarán dos pasos: el Cristo de los Afligidos y el de la Virgen de la Paz.

Asimismo estrenarán una nueva cruz de guía y la imagen de la Virgen portará un nuevo pañuelo donado por un cofrade y un rosario de plata y nácar donado por un devoto. Contarán con la participación de la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo Atado a la Columna «El Amarrado». Al final del recorrido, sobre las 22 h., visitan en la iglesia de San Juan a los cofrades de la Hermandad de la Esperanza y harán entrega de los claveles del paso

 

Sábado de Pasión

La procesión de los Estudiantes, organizada por la Hermandad Universitaria del Santísimo Cristo de los Estudiantes y María Santísima Sede de la Sabiduría, procesionará la tarde del Sábado de Pasión, con salida a las 19 horas desde la iglesia de San Pedro. Llevan dos pasos: el Cristo de los Estudiantes, del siglo XVII, y la Virgen de la Sabiduría (siglo XVIII). Un total de 24 anderos portarán los pasos. Los cofrades van con túnica y capirote morado, capa negra y cíngulo dorado.

La principal novedad de esta procesión es que las dos imágenes procesionarán juntas en andas en el trono de madera de nogal de la hermandad. Asimismo se realizará el acto de consagración al Cristo de los Estudiantes en la plaza del Mercado Chico.

 

Domingo de Ramos

Las procesiones del fin de semana concluyen con la procesión de Las Palmas, o 'La Borriquilla', que sigue fiel a su recorrido de años anteriores y está organizada por los padres franciscanos, con la colaboración de la Archicofradía de la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli y la Juventud Antoniana.

La procesión se iniciará tras la misa de las 11 en la catedral de El Salvador y desfilarán dos pasos: la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén (1944) y Nuestra Señora de los Infantes (siglo XIX). La procesión termina en la iglesia de San Antonio, al norte de la capital.

El Domingo de Ramos también se trasladará solemnemente el Cristo de Medinaceli desde la iglesia de San Antonio, desde donde saldrá a las 16:30 horas, hasta la catedral de Ávila. El traslado en procesión está organizado por la Archicofradía de la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli.

 

Otras novedades

Otra de las novedades destacadas de la Semana Santa de Ávila este año es la inclusión de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, que procesiona el Sábado Santo, que hasta entonces era asociación. Asimismo introducen hermanos cofrades varones, frente a años anteriores en los que tan solo procesionaban mujeres. También cambiarán su recorrido, siendo la procesión de este año intramuros.

También la procesión del Silencio, el Miércoles Santo, varía ligeramente su recorrido en el tramo final entrando en el recinto amurallado por el arco del Grande para llegar a la catedral.

 

Previsiones

El presidente de la Junta de Semana Santa, Ernesto Gómez Ferreras, prevé que la afluencia sea similar a la del año anterior. Igualmente, los establecimientos hoteleros de Ávila esperan «repetir los buenos resultados cosechados en Semana Santa el año pasado», según informan a través de la Confederación Abulense de Empresarios (Confae), «a expensas» de la situación meteorológica. Este fin de semana, de momento, se espera un tiempo estable.

La Semana Santa es una de las citas turísticas «más importantes del año», y afecta especialmente, en Castilla y León, a ciudades como Ávila, que cuentan con la declaración de su Semana Santa como Fiesta de Interés Turístico Internacional, una distinción que atrae significativamente a los turistas. Atendiendo a las previsiones de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, se espera un incremento del turismo de Semana Santa de en torno a un 7%.

La afluencia de público comenzará a incrementarse más significativamente el miércoles y el jueves, en los que se espera una ocupación de en torno al 60%. Aunque Viernes y Sábado Santo serán, según estas previsiones, los «días más fuertes» para el sector hostelero, vaticinando casi un lleno total. El hecho de que la Semana Santa coincida en su final con la celebración del Día de la Comunidad de Castilla y León «no parece haber influido en exceso en la ocupación».

Además de la ocupación hotelera, se espera que estos días los visitantes aprovechen para degustar la gastronomía típica abulense, incluyendo los platos propios de la Semana Santa, y sus postres y bebidas.