Aprobados más de 200 mil euros de subvención a ganaderos al sur del Duero

El presidente nacional, Pedro Barato (D) y el presidente provincial de Asaja en Avila, Joaquín Pino (I). /Ricardo Muñoz Martín
El presidente nacional, Pedro Barato (D) y el presidente provincial de Asaja en Avila, Joaquín Pino (I). / Ricardo Muñoz Martín

ASAJA agradece al consejero Suárez-Quiñones que el Consejo de Gobierno en la región haya aprobado la concesión directa de esta ayuda por los daños causados por el lobo a los ganaderos entre octubre de 2015 y mayo de 2016

PAULA VELASCO

El Consejo de Gobierno en la región ha aprobado la concesión directa de una subvención de 207.181 euros a los ganaderos afectados por daños producidos por el lobo en las explotaciones al sur del Duero, en las fechas comprendidas entre el 7 de octubre de 2015 y el 30 de mayo de 2016.

Según ha explicado el sindicato agrario ASAJA, el 7 de octubre de 2015 entró en vigor la modificación del art. 54.6 de la Ley 42/2007 de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, ley básica del Estado, «que determinó la ausencia de responsabilidad de las administraciones por los daños causados por la fauna silvestre, salvo las excepciones establecidas en la legislación específica». Fue entonces cuando la Consejería de Fomento y Medio Ambiente estableció, «aunque ya no existía obligación legal de hacerlo», un sistema de pagos compensatorios por los ataques de lobo al sur del río Duero, que es la zona donde esta especie está protegida de manera estricta, y que comprende las provincias de Ávila, Salamanca, Segovia y parte de Soria.

«Dicho sistema de pagos compensatorios entró en vigor el 30 de mayo de 2016. La imposibilidad legal de dar carácter retroactivo a estos pagos compensatorios dio lugar a que los daños originados a 199 ganaderos afectados en Castilla y León en las fechas comprendidas entre el 7 de octubre de 2015 y 30 de mayo de 2016, no pudieran ser debidamente compensados».

«Existían cerca de doscientos expedientes de daños patrimoniales por ataques de lobos de finales de 2015 y principios del 16, que legalmente, aunque la consejería quería pagar, no podía. Algo que se comprometió a abonar el consejero en Castilla y León», explica Joaquín Pino, presidente de ASAJA en Ávila.

Y es que la provincia de Ávila soporta actualmente el 50%  de los ataques de cánidos que sufren los ganaderos en toda la región. Con esta subvención se corrige «un vacío que legalmente era muy complicado». Por esa razón, desde ASAJA quieren reconocer, de manera muy especial en la persona de Juan Carlos Suárez – Quiñones, «el empeño del consejero en sacar adelante esto», en «buscar soluciones al problema» del lobo en la comunidad. Sin él esta ayuda «no se hubiera movido ni hecho efectiva».

Actualmente, asegura Pino, los ganaderos que sufren ataques de lobos se encuentran con las trabas en «la normativa comunitaria y la falta de apoyo del Gobierno central». «No se toman medidas» contra la problemática, sobre todo al sur del Duero. Falta lo principal, que es hacer entender a la Unión Europea que la única medida efectiva contra el problema del lobo en Castilla y León es el control poblacional».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos