Las alumnas de la Escuela Nacional de Policía de Ávila carecen de agua caliente

Instalaciones de la Escuela Nacional de Policía en Avila. /R. H.
Instalaciones de la Escuela Nacional de Policía en Avila. / R. H.

El Norte
EL NORTEValladolid

Las alumnas residentes en la Escuela Nacional de Policía, con sede en Ávila, carecen de agua caliente en sus módulos desde el pasado enero debido a la avería sufrida por las bombas suministradoras, que tendrán que ser sustituidas.

El problema con el mantenimiento y reparación de las bombas suministradoras de agua caliente en los módulos de las alumnas de este centro fue detectado en enero y, una vez analizado, se determinó que «la única solución» era la sustitución, han informado este miércoles fuentes de la Dirección General de Policía.

Pese a que se han dado las «correspondientes instrucciones a la empresa de manteniendo», las bombas «no están disponibles en el mercado» y su compra requiere un «encargo previo por ser de fabricación específica», según un comunicado recogido por Efe.

La Policía Nacional ha asegurado que el encargo ya ha sido realizado, de manera que su montaje se realizará «tan pronto como se produzca su entrega».

Por el momento, desde este centro policial tratan de «paliar las incomodidades» que esta avería ocasiona a las alumnas, habilitando «otras duchas en otras dependencias».

En el comunicado de prensa se ha destacado el hecho de que estas instalaciones sean desde 2006 «un referente formativo del Cuerpo Nacional de Policía a nivel nacional e internacional, por su calidad docente y su dilatada experiencia en la formación de múltiples promociones».

«Su uso intensivo implica un alto desgaste de sus instalaciones y un mantenimiento específico, motivo por el cual la Dirección General tiene contratado un mantenimiento específico, con personal cualificado, para dar respuesta a todos los problemas de mantenimiento que de forma diaria se puedan producir«, según la nota.