Abiertas diligencias contra una mujer que simuló un robo de 10.000 euros

Abiertas diligencias contra una mujer que simuló un robo de 10.000 euros

La falsa víctima reconoció finalmente a la Policía Nacional que se había inventado el robo para «ganar tiempo» frente a sus acreedores, debido a que atravesaba una «delicada» situación económica

ISABEL MARTÍNÁvila

La Policía Nacional de la Comisaría de Ávila ha abierto diligencias contra una mujer de 41 años, vecina de la capital abulense, que había denunciado falsamente haber sido víctima del robo de 10.000 euros en un callejón de la ciudad de Ávila.

La falsa víctima simuló el robo «para ganar tiempo y justificarse» ante algunos de sus acreedores, según reconoció a los agentes policiales, debido a que, según confesó, estaba atravesando por una situación económica «delicada».

Las investigaciones policiales comenzaron en el momento de la interposición de la denuncia en la que la denunciante explicó cómo un varón «desconocido, muy corpulento», le había abordado por la espalda y, tras empujarla con fuerza, le había arrebatado un portadocumentos en el que guardaba 10.000 euros en efectivo. Con ese dinero, según la declaración de la mujer, iba a realizar una transacción inmobiliaria de compraventa de un piso.

La denunciante, para dar más veracidad a su versión, facilitó algunos datos del individuo e incluso dijo que el vehículo en el que huyó su supuesto atacante «le resultaba familiar». Incluso facilitó algunos números de la matrícula.

En la investigación realizada por la Policía Nacional se contó con el complemento de la aplicación informática VeriPol, de detección de denuncias falsas. Esta herramienta ya ha ayudado a detectar dos de estos casos en Ávila desde mediados del mes de diciembre.

La Policía Nacional advierte que interponer una denuncia falsa conlleva consecuencias y responsabilidades penales, como también las tiene el acusar a alguien o simular un delito inexistente. «Algunas personas, en la creencia de que resulta muy fácil el engaño» y, en ocasiones, «mal asesorados por terceros», pretenden «obtener una indemnización del seguro, justificar gastos, o tratar de encubrir negligencias o descuidos», indican fuentes policiales.

 

Fotos

Vídeos