Pleno fallido sobre un centro deportivo gestionado por una empresa en liquidación

UPyD, C’s y PP posponen la sesión extraordinaria solicitada por Trato Ciudadano, PSOE e IU para aclarar la situación del 88 Torreones

PABLO GARCINUÑO

El pleno extraordinario convocado este martes por el Ayuntamiento de Ávila con un único punto del día, debatir sobre la situación actual y de futuro del centro deportivo 88 Torreones, ha sido pospuesto nada más comenzar, ya que UPyD ha solicitado este retraso para contar con más información.

La gestión de dicha infraestructura, situada en la zona sur de la ciudad, estaba en manos de la empresa Pines, ahora en proceso de liquidación, lo que ha provocado que la concesión recaiga en el Banco Santander y la prestación de los servicios el centro continúa abierto- a una filial de la propia Pines que se llama Geyco y que está al corriente de pago.

Ante esta situación irregular, Trato Ciudadano, PSOE e IU solicitaron un pleno extraordinario que finalmente se ha pospuesto porque la petición de UPyD ha sido respaldada por PP y Ciudadanos; 14 votos contra los 10 emitidos por los partidos de izquierdas a favor de celebrar el debate.

En manos de Banco Santander

La sesión queda aplazada hasta que el equipo de Gobierno, del PP, haga llegar al resto de partidos las actas de las reuniones de la comisión de seguimiento del 88 Torreones, informes anuales de ingresos y gastos, y la acreditación anual de los TC1 y TC2 para saber a quién pertenecen los 22 trabajadores.

La portavoz popular, Patricia Rodríguez, ha afirmado que ya están trabajando para recabar esta información, pero no se ha atrevido a dar plazos concretos de cuándo podría estar disponible la documentación sobre un centro que en la actualidad cuenta con más de 600 abonados. Sí ha señalado que el Banco Santander, que con la liquidación de Pines ha pasado a ser el dueño de la concesión del centro, ya ha recibido varias ofertas de empresas deportivas interesadas en la gestión del 88 Torreones. La entidad bancaria tiene un plazo de tres meses a partir de febrero el plazo para finalizar el proceso de liquidación- para pronunciarse y elegir una opción.

En cualquier caso, Rodríguez ha asegurado que «la remunicipalización ahora mismo es inviable legalmente, jurídicamente y económicamente», ya que la concesión no pertenece al Ayuntamiento, aunque sí el edificio.

PSOE, IU y Trato Ciudadano

Tras el pleno fallido, los concejales de PSOE, Trato Ciudadano e IU han ofrecido una rueda de prensa conjunta para mostrar su malestar por una situación que califican como «vergonzosa» y propia de una película de Berlanga. La portavoz socialista, Yolanda Vázquez, ha denunciado que el debate ha sido «torpedeado por un equipo de Gobierno al amparo de sus escuderos», dando continuidad a la «situación irregular» en la que se encuentra el 88 Torreones. La portavoz de IU, Montserrat Barcenilla, ha llegado a pedir el cierre del centro porque no hay ningún tipo de control sobre el mismo por parte del Ayuntamiento de Ávila. Los tres partidos van a estudiar de forma conjunta qué vías pueden explorar para conseguir que el debate cancelado se celebre en una nueva sesión plenaria.

«Esa información no aparecerá porque no está», ha dicho el representante de Trato Ciudadano, Rubén Arroyo, en referencia a la documentación solicitad por UPyD. También considera conveniente que la portavoz del PP se abstenga, por cuestiones éticas, de participar en este debate, ya que su actual pareja fue trabajador del centro 88 Torreones, al mismo tiempo que era concejal no liberado en el Ayuntamiento de Ávila. Patricia Rodríguez ha calificado estas palabras como «demagogia política». «Mi marido fue profesor de pádel contratado por horas durante 12 meses», añadió, señalando que «no hay nada que ocultar».

De concurso de acreedores a liquidación

Esta infraestructura deportiva surgió como un centro de raquetas financiado por un Plan E, un proyecto que luego se fue ampliando con coste cero para los abulenses, pero aportando la empresa concesionaria, Pines, 1,9 millones de euros para lo cual solicitó una hipoteca al Banco Santander sobre la concesión-.

Las instalaciones se inauguraron en 2010 y al año siguiente la empresa entró en concurso acreedores. Fue en julio de 2015 cuando el administrador concursal comunicó que Pines entraba en liquidación.

El pasado 17 de marzo, en Junta de Gobierno local, se aprobó la rescisión del contrato con Pines, iniciar los trámites para reclamar la fianza de más 41.000 euros un aval del Banco Popular y mantener el servicio con la gestión de la empresa Geyco. El Consistorio quiere sacar la gestión del centro durante un plazo limitado de dos meses, vía procedimiento negociado temporal, invitando a cuatro empresas para que alguna de ellas se haga cargo del 88 Torreones hasta que acabe el proceso de liquidación.