Iratxe García subraya en Nava de la Asunción que «el problema no es Europa, sino quien la gobierna»

La candidata socialista denuncia que «a vida se va de nuestros pueblos» por la «mala gestión» de los «miles de millones de euros» de Bruselas para «esta tierra»

EL NORTESEGOVIA
Iratxe García, junto a Juan Luis Gordo (derecha) y José Luis Aceves. / El Norte/
Iratxe García, junto a Juan Luis Gordo (derecha) y José Luis Aceves. / El Norte

La candidata del PSOE al Parlamento Europeo por Castilla y León, Iratxe García, denunció hoy la «mala gestión» de los «miles de millones de euros» de la UE que han llegado en los últimos años a «esta tierra» y «no se sabe dónde están». «Hoy decimos que Europa es la culpable de los problemas de nuestras vidas, y lo que hay que explicar es que el problema no es Europa, sino quien la gobierna», advirtió.

García, número 5 en la lista que lidera Elena Valenciano, inició el segundo día de campaña con un acto en Coca (Segovia) a las 10.30 horas y, después, ofreció a mediodía un modesto mitin en el salón de plenos del Ayuntamiento de Nava de la Asunción ante medio centenar de personas, buena parte de ellas alcaldes y concejales de otros municipios de la Campiña Segoviana. Allí compartió protagonismo con el secretario general del PSOE en Castilla y León, Julio Villarrubia, el secretario provincial, Juan Luis Gordo, y el portavoz municipal socialista en el Consistorio navero, Juan José Maroto.

«En el PSOE queremos una campaña cercana, no es momento de grandes eventos, fiestas y espectáculos, es momento de acercarse a la gente, porque muchos lo están pasando muy mal, familiares y vecinos que tienen puesta la esperanza en un cambio que podemos llevar a cabo», destacó en declaraciones recogidas por Ical. «Si Europa cambia, España puede cambiar, y ese es el compromiso inicial».

La candidata por Castilla y León, que afrontará su tercera legislatura en la UE, recordó que la derecha europea lleva «más de diez años de políticas erróneas que están provocando mucho sufrimiento», una etapa en la que «han sido incapaces de responder» problemas como el desempleo o la despoblación. «Y Nava es ejemplo de lo que ocurre en muchos otros sitios de nuestra Comunidad, del país y otros puntos de Europa».

Nos han hecho creer que vivíamos por encima de nuestras posibilidades", y bajo esa premisa denunció que la derecha, en aquellos países donde gobierna, ha justificado «recortes» que afectan «a quienes más lo necesitan» para caminar hacia «la destrucción del modelo social europeo. La educación, la sanidad, las pensiones, el sistema de dependencia Cuando reivindicamos que no somos lo mismo (PSOE y PP) lo decimos cargados de razones, porque quien ha construido el modelo de bienestar ha sido la izquierda, y quien hoy lo está destruyendo es la derecha, en Europa y en España».

Mayor lucha contra el fraude fiscal

«Pero hay otra Europa posible", incidió García, basada en el crecimiento y en el empleo, «capaz de generar ingresos haciendo que paguen los que más tienen». En esta línea, apostó por «el impuesto a las grandes fortunas» y el refuerzo de la lucha contra el fraude fiscal, «contra aquellos que especulan con grandes cantidades de dinero en unos y otros países». Según dijo, «una propuesta muy básica, muy entendible», que contribuiría a facilitar la solidaridad con «Grecia, Italia, Portugal y, por supuesto, España».«Una Europa que mire de frente a las personas, capaz de garantizar sus derechos a mayores, dependientes, jóvenes y mujeres», prosiguió en un alegato por la igualdad. «Reivindico el trabajo de generaciones anteriores de mujeres que han trabajado por los derechos y libertades, las mujeres jóvenes tenemos las oportunidades de hoy gracias a vosotras. Y cuando el señor Cañete, como ayer hizo, nos llama feministas trasnochadas, yo le digo que esas feministas son un ejemplo y que él tendría que aprender mucho de estas mujeres».

En este contexto, apuntó que «esos objetivos de la solidaridad de la Unión Europea hace años hicieron posible que a esta tierra llegaran miles de millones de euros». Subrayó que los socialistas se comprometieron para que se establecieran prioridades como la lucha contra la despoblación del medio rural y el apoyo a la Política Agrícola Común.

«El dinero ha llegado» pero «el problema» ha estado en quien lo ha gestionado, según García, que cargó contra la gestión de la derecha europea, del Ministerio de Agricultura y la Junta de Castilla y León, que lleva también aquí décadas «perdiendo oportunidades, dejando que la vida se nos escape de nuestros pueblos, viendo como nuestros hijos se van porque no tienen la posibilidad de llevar a cabo un proyecto de futuro»".

La europarlamentaria socialista reseñó que «Algunos jóvenes» sí han apostado por quedarse: «Se han metido en préstamos para hacer alguna iniciativa en el ámbito del desarrollo rural, a través del turismo y cooperativas agroalimentarias, porque tenían un dinero comprometido que venía de Europa, y yo pregunto dónde está ese dinero», denunció. «280 millones de euros le debe el PP a esta tierra, se los debe el Ministerio de Agricultura. Y no nos podemos resignar, no podemos pensar que aquí ya está todo hecho, por razones como esta hay que explicar qué está haciendo el PP con esta tierra».

Para concluir, García propuso a cada votante socialdemócrata que trate de «convencer a dos o tres personas que no crean posible el cambio porque así, día a día, persona a persona, el 25 de mayo las urnas se llenarán de votos socialistas, de votos de cambio e ilusión».

«La Europa de los ciudadanos 'versus' la de los mercaderes»

Justo antes de Iratxe García intervino Julio Villarrubia, quien admitió «el desánimo» y «la desafección» de los ciudadanos hacia la política. Reconoció errores de su partido: «No estamos orgullosos con alguna reforma laboral que hicimos», confesó; pero matizó que han sido «"muchos más» los aciertos del PSOE en sus 135 años de historia. «Estamos intentando aprender de verdad y llevar adelante la recuperación de la credibilidad con un único comportamiento, intentando dar ejemplo y vivir como decimos que somos, y cumplir con los principios y valores que en 1889 constituyeron el Partido Socialista y la Unión General de Trabajadores».

Pero el secretario autonómico insistió en que PSOE y PP «no son lo mismo». Según aseguró, socialistas y populares representan «la Europa de los ciudadanos, de las personas, 'versus' la Europa de los mercaderes en su sentido puro y duro". Y en los últimos años la derecha "ha impuesto esa Europa de los mercaderes, del pelotazo fácil, el negocio, la especulación, de llevarse entre pocos lo que corresponde a todos».

«Cómo va a ser lo mismo quien construye el Estado de Bienestar que quien intenta recortarlo y buscar el beneficio privado». Villarrubia acusó a la derecha de promover «la Europa del austericidio, del déficit, del control económico exclusivamente, esquilmando a todos, y con lo de todos dándoselo a los de siempre, y con lo que se consigue recuperar dándoselo a los bancos, mientras aumenta la desigualdad y la pobreza».

Villarrubia advirtió que esa política ha propiciado que hoy haya «125 millones de europeos al borde de la pobreza y la exclusión». «Y cuando dicen (desde el PP) sobre los socialistas y la herencia que dejaron y callaron Es verdad que se tardó en reconocer la crisis, ¿pero quién coño originó la crisis? La desregulación de los mercados, la derecha, el origen de la crisis estuvo en los bancos de Estados Unidos, que por cierto está creciendo y creando empleo porque lleva una política distinta a Merkel y Europa», reiteró.

La despoblación, «problema número 1»

El secretario provincial socialista, Juan Luis Gordo, por su parte, valoró la elección de Nava de la Asunción para celebrar este acto de campaña por tratarse de un pueblo con «tradición obrera» que sirve de ejemplo «significativo» de los efectos de la crisis, dado que cuenta con «un tejido empresarial importante» que atraviesa en la actualidad por "enormes dificultades".

Una crisis que apuntó que se ha ensañado con la zona, muy vinculada a la construcción, con su sector cerámico y también con expedientes de regulación de empleo y recortes en empresas como Conorsa y Hierros Hontoria, según citó. Ejemplos que representan «o que nos lleva al éxodo juvenil» y hacia una despoblación «agravada por las políticas del Partido Popular».

Estas elecciones, dijo, «son el momento de cambiar las cosas para que nada siga igual. Cañete y Rajoy son lo mismo que Merkel o el candidato que presentan a presidente de la Comisión, (Jean-Claude) Juncker». Porque «la única manera de que a España le vaya bien es cambiando el rumbo», insistió Gordo. Y el objetivo, dejar «la línea de la devaluación social y los recortes salariales» para retomar la del «impulso del crecimiento» y la lucha contra la despoblación, «el problema número 1», que debe afrontarse como «un problema de Estado donde los fondos europeos deben ser fundamentales».

El también diputado nacional por Segovia recordó que en 1989, cuando cayó el Muro de Berlín, gobernaba en España Felipe González, «que entendió el anhelo del pueblo alemán y le dio un apoyo decidido» a su unidad. «Y en 2014 los españoles vamos a trabajar porque Martin Schulz (socialista alemán) sea nuestro presidente de la Comisión, un anhelo que nos tiene que llevar a recuperar la solidaridad del norte con el sur», sentenció.

La visión más local la aportó el portavoz municipal del PSOE de Nava de la Asunción, municipio en el que ya son «muchas» las familias que tienen a todos sus miembros en paro y «sobreviven como pueden» Advirtió como en los últimos años el medio rural «se ha ido deteriorando poco a poco»; y reivindicó el papel de la política «para mejorar la vida de los pueblos» con un cambio de rumbo hacia la política socialdemócrata.