Garci: «Ya no tengo ni la edad ni el vigor de un chaval para volver a hacer otra película»

El cineasta confiesa que no ha hecho una buena película a lo largo de su carrera y que no le crea ningún trauma seguir rodando, orgulloso como se siente de su trayectoria

REDACCIÓN SALAMANCA
José Luis Garci, durante la conferencia ofrecida con motivo del X Congreso de novela y cine negro. / Almeida/
José Luis Garci, durante la conferencia ofrecida con motivo del X Congreso de novela y cine negro. / Almeida

Fue precursor en el género con la cinta 'El Crack' (1981), la película fetiche del Congreso de cine y novela negra de Salamanca en la que compartió rodaje con Alfredo Landa, y como no podía ser de otra manera, a ella hizo mención durante la conferencia ofrecida en la Facultad de Filología. «Intenté que el guion pareciera que estaba basado en la novela, pero no fue así», reconoció ayer Garci, quien no quiso valorar la actual situación del cine en España, «porque no tengo ni idea del mismo», asegurando que solo le interesa el cine que hacía John Ford, Alfred Hitchcock y el Hollywood clásico.

El cineasta (Madrid, 1944) reconoció que es «muy difícil» que los cineastas de su generación vuelvan a hacer películas, por la edad, los gustos de mercado y por la crisis, aunque confesó que a él personalmente no le supone ningún «trauma». «Nunca se puede decir pero no creo que vaya a hacer ninguna película más. No tenga la edad ni el vigor ni la fuerza de un chaval de 30 años. Es ley de vida», subrayó Garci, quien declaró sentirse muy satisfecho con la carrera que ha desarrollado como director de cine y entre los logros que recuerda con más cariño está el de conseguir el primer Oscar a una película de habla hispana, por 'Volver a empezar'. El también productor confesó que no ha hecho «una buena película» a lo largo de su carrera como director, si se exige el nivel que él entiende como «buena película».

Aunque reconoció que cuando trabajaba como empleado en un banco no «aspiraba» a dedicarse a esta profesión, empezó a escribir guiones y a hacer cortos por afición hasta que rodó su primera película, 'Asignatura pendiente' y supuso un «éxito tremendo». Este largometraje recaudó casi 300 millones de pesetas en una época en la que el cine valía 40 pesetas, por lo que añadió que «había que hacer otra».

Por todo esto, manifestó que «no se puede tener más suerte», pero apuntó que si lo de director de cine no hubiera funcionado, habría sido «un actor muy bueno», porque de hecho, destacó que así lo ha dejado patente en la película 'Viva la clase media', donde actuó tras pedírselo su amigo el director José María González Sinde. Sin embargo, aseguró que le gustaba más dirigir, pero esta faceta como actor le ha servido para dirigir a los actores con los que ha trabajado y manifestó que si «hay algo que siempre ha funcionado» en sus películas, han sido sus actores, porque les trasmite exactamente que quiere, el tipo de voz o las pausas que quiere conseguir para que expresen lo que necesita.

Pasión por el fútbol

En clave deportiva, Garci reconoció su gusto por el fútbol desde siempre y aseveró haber visto «un nuevo acercamiento de los intelectuales a ese deporte, al igual que pasó hace veinte años con los toros, que ya no eran una cosa populachera».

Su plan «maravilloso», según reconoció, es ver «una película estupenda y un partido de fútbol».

José Luis Garci también reveló sentirse «satisfecho» de haber podido dedicarse a lo que le gusta y, con tono irónico, se autoproclamó «un actor muy bueno», en la línea de Manolo Galiana, Emilio Gutiérrez Caba o Juan Diego, pero que no quiso dedicarse a ello porque le gustaba más escribir y dirigir.

El Congreso de Novela y Cine Negro ha logrado reunir a un buen número de escritores, directores de cine, especialistas del género e incluso investigadores que han traido hasta Salamanca sus estudios para ponerlos en común.

En esta edición el congreso se presenta bajo el título especifico de 'La consolidación del género'. Contará también con la presencia de otros especialistas, como la del profesor universitario Manuel González de la Aleja Barberán, y el escritor Carlos Zanón, cuya obra 'Yo fui Johnny Thunders' ha resultado galardonada con el II Premio de Novela Pata Negra que, creado por el Congreso y por la empresa de embutidos Julián Martín, distingue a la mejor novela negra española de los últimos meses. El escritor recibirá el premio durante las sesiones del congreso.

Además, el congreso organiza, junto al Servicio de Actividades Culturales de la Usal, un concierto que tiene lugar hoy jueves en el teatro Juan del Enzina a cargo del grupo Contrastes en el que se tocarán piezas de destacadas bandas sonoras de películas del género.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos