Marcos Sacristán: "Mi experiencia hace creíble y factible mi programa"

VALLADOLID

«En muchas décadas ningún rector ha tenido que enfrentarse a circunstancias tan difíciles como en estos cuatro años. No solo han sido recortes drásticos en todos los aspectos, especialmente sensibles en el capítulo de personal. Su efecto se ha multiplicado por la incertidumbre. Sin contrato programa, se ha impedido que pudiéramos hacer un presupuesto anual en tiempo y forma. A ello hay que añadir el marco legal, con medidas como la tasa de reposición del personal y la regulación de todo tipo de ayudas y becas. A pesar de ello ha sido posible cumplir los grandes objetivos: que ningún estudiante abandonase los estudios por falta de recursos económicos, que ningún miembro del personal de administración y servicios fuera despedido, igual que ningún profesor integrado. Debo subrayar el esfuerzo en el campo social con alguna línea especial de becas. En cuanto a los objetivos, el principal es la consolidación y el crecimiento de las plantillas, mayor reconocimiento, cualificación y posibilidad de desarrollo profesional de todo el personal. Mi experiencia hace creíble y factible el programa que presento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos