Felipe Cano: "Un rector debe tener palabra y hacer una gestión coherente"

A. G. E.Valladolid

«Si me presento a rector es porque no me he sentido satisfecho de cómo ha sido la administración del actual rectorado. La UVA se merece poder dar un paso hacia adelante, sin hipotecas del pasado, sin lastres de rivalidades y de tensiones entre rectores y vicerrectores, y en ese sentido me ofrezco, basado en el hecho de que llevo cuarenta años en esta universidad y la conozco bien. Queremos hacer la universidad de las personas, que cada persona pueda desarrollar armónicamente las labores inherentes a su puesto.Queremos que el personal de administración y servicios se aproxime más, y también a ellos los profesores. Que participe más en la vida de los proyectos particulares de la universidad, que sus puestos estén mejor definidos y se pueda reconocer realmente el mérito que les corresponde. Basamos el programa en tres palabras: ilusión, prestigio y claridad. Un rector debe tener palabra, debe hacer una gestión coherente. La gestión debe ser clara. No solo que se entienda bien, sino que sea participativa. Que el claustro, en lugar de estar paralizado, tenga el deseo de participar en las cuestiones de la universidad de Valladolid».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos