Valladolid plantará 30.000 árboles en dos años en una parcela junto a la Ronda Norte

Las especies utilizadas han sido tratadas con técnicas que facilitan el crecimiento con solo el aporte del agua de lluvia

EL NORTEVALLADOLID
Ejemplar de arce, una de las especies que se plantarán./
Ejemplar de arce, una de las especies que se plantarán.

Una parcela municipal situada en el Soto de Medinilla junto a la Ronda Norte, de más de trece hectáreas de superficie, es una de las fincas elegidas por el proyecto europeo Quick Urban Forest (www.quickurbanforest.eu ) para llevar a cabo una reforestación, cuyos trabajos acaban de comenzar, con técnicas que promueven el crecimiento de las especies y su supervivencia con solo el aporte que provenga del agua de la lluvia y por tanto sin necesidad de riego.

El proyecto europeo, cofinanciado con fondos LIFE, se desarrolla en países del sur de Europa, caracterizadas por un clima continental, suelos pobres, y, como en este caso, situadas junto a una zona industrial. La parcela, de 13,1 hectáreas y orografía plana, está delimitada por el río Pisuerga, la Ronda Norte y la Avenida de Santander, junto al convento de Jesús y María.

Los trabajos de plantación comenzaron hace dos semanas con la utilización de maquinaria para mover el terreno y limpiar la superficie de diferentes elementos como escombros o neumáticos. La finca en su día tuvo uso agrícola de labor, y una vez desarrolladas las especies, quedará como un parque forestal para disfrute de los ciudadanos.

Las especies seleccionadas para el ensayo son autóctonas mediterráneas, adaptadas a las condiciones de la zona, como almendro, encina, pino piñonero, quejigo, sabina y arce. El seguimiento de cada una de ellas, con sus diferentes tratamientos, se realizará mediante el uso de técnicas de teledetección automática, con el objeto de tener un control inmediato y exhaustivo del crecimiento y estado de cada una de las plantas sin acudir físicamente a la parcela.

Mediante este ensayo se pretende demostrar que se pueden crear zonas verdes y recuperar terrenos en las ciudades sin necesidad de realizar grandes infraestructuras de riego, altamente costosas, tanto desde el punto económico como medioambiental.

Al margen del ensayo la iniciativa se complementará con la plantación de otras especies y la mejora de caminos, que servirán para dotar a la zona de mayor encanto y visibilidad. Está previsto que tales actuaciones se lleven a cabo con voluntarios de empresas y colectivos que deseen participar en este original proyecto medioambiental.

El presupuesto es de 1.356.782 euros, de los que casi el 50% es cofinanciado por la Unión Europea. Al Ayuntamiento no le costará dinero, ya que detras de este proyecto hay empresas especializadas como IVCLAVES, Fundación Cesefor y SDL Investigación y divulgación del Medio Ambiente.