Más luz sobre el pasado de Pintia

El Centro de Estudios Vacceos presenta los resultados de una investigación que ha permitido recuperar 41 tumbas y documentar hallazgos del yacimiento de Padilla de Duero

JESÚS BOMBÍNVALLADOLID
Tumbas en la necrópolis de Las Ruedas, en el yacimiento de Pintia. / El Norte/
Tumbas en la necrópolis de Las Ruedas, en el yacimiento de Pintia. / El Norte

Los investigadores siguen completando el puzzle histórico y arqueológico de Pintia, el yacimiento vacceo de Padilla de Duero que guarda restos del siglo IV antes de Cristo hasta la época visigoda. El Centro de Estudios Vacceos Federico Wattenberg de la Universidad de Valladolid ha presentado los resultados del estudio 'Cosmovisión y simbología vaceas. Nuevas perspectivas de análisis', un proyecto que además del departamento de Arqueología que venía ocupándose de investigar en Pintia ha involucrado a los de Estructuras Arquitectónicas, Física de la Materia Condensada y Anatomía y Radiología de la UVA.

«Los arqueólogos estamos ciegos si no tenemos el auxilio de otras ciencias y disciplinas», explicó el profesor Carlos Sanz Mínguez, quien apuntó a esta colaboración interdisciplinar entre investigadores en varias materias como el camino a seguir en futuros estudios. El proyecto Cosimva nació de una convocatoria del Ministerio de Economía y ha abarcado tres años de investigación (2011-2013) con una financiación de 92.565 euros. Además de la UVA han participado las universidades Autónoma y Complutense de Mardrid, y se han vinculado al proyecto las bodegas Grupo Vega Sicilia, Protos, Tomás Postigo, Carraovejas y Qumrán.

El estudio se sustenta en las excavaciones en la Pintia, desarrolladas durante los meses de junio, julio y agosto de los últimos tres años, y que han contribuido a enriquecer el conocimiento de lo sistemas defensivos, así como la intervención en el cementerio de Las Ruedas con la recuperación de 41 nuevas tumbas hasta sumar la cifra total de 272 documentadas. Se estima que la necrópolis guarda enterradas entre 60.000 y 100.000 tumbas de época vaccea, romana y visigoda. Las tumbas y los ajuares funerarios aportan información de gran valor sobre el pueblo vacceo.

El proyecto ha hecho posible la documentación gráfica de materiales arqueológicos al implicar al dibujante Luis Pascual Repiso, que ha documentado una selección de seiscientas piezas vacceas y ha realizado 15 acuarelas que reconstruyen y divulgan al público las investigaciones.

El Centro de Estudios Vacceos Federico Wattenberg, se creó en 2001 y ahora ha pasado a ser regulado como centro de investigación, constituyéndose como centro interdisciplinar con el fin de proseguir «en la generación de conocimiento implicando a varios departamentos de la Universidad a través de diversas líneas: la realización de estudios osteológicos de los hallazgos arqueológicos y el desarrollo de la analística de residuos de los materiales encontrados», apuntó Carlos Sanz Mínguez.

Fotos

Vídeos