‘La sonrisa robada’, de José Antonio Abella, Premio de la Crítica de Castilla y León

Una novela “ambiciosa, difícil y conseguida”, según Gonzalo Santonja

PABLO GARCINUÑOÁvila
Jose Antonio Abella con su libro 'La sonrisa robada'. / Henar Sastre/
Jose Antonio Abella con su libro 'La sonrisa robada'. / Henar Sastre

La sonrisa robada, de José Antonio Abella, ha sido la obra ganadora del XII Premio de la Crítica de Castilla y León. Se trata de una novela ambiciosa, difícil y conseguida, según señaló ayer, en Ávila, Gonzalo Santonja, copresidente del jurado junto con Carlos Aganzo, al darse a conocer el fallo. El escritor burgalés se impuso así a los otros ocho finalistas: Juan Pedro Aparicio, Eduardo Fraile, José Manuel de la Huerga, Julio Llamazares, Luis Javier Moreno, Moisés Pascual Pozas, Agustín Remesal y Francisco Rodríguez Adrados.

La obra elegida es una novela muy arriesgada que puede gustar a un público muy diverso, según afirmó Pedro Ojeda, de la Universidad de Burgos, uno de los portavoces del jurado. El protagonista es el poeta español José Fernández Arroyo y la historia se fundamenta en la correspondencia que éste intercambio, entre enero de 1949 y diciembre 1953, con la joven alemana Edelgard Lambrecht. La obra de Abella relata el sufrimiento del pueblo alemán tras la caída del nazismo y el sueño de toda una generación que tiene que reencontrarse tras la II Guerra Mundial. Ojeda destacó, por su belleza, los extraordinarios inicios de los capítulos.

La jefa de la sección de Cultura de El Norte de Castilla, Angélica Tanarro, también portavoz del jurado, se encargó de repasar la trayectoria del ganador, quien se ha impuesto a nombres más conocidos y más mediáticos. José Antonio Abella, médico de profesión comprometido con distintas causas sociales, publicó su primera novela, Yuda, en 1992 y desde entonces ha llevado a cabo una sólida carrera literaria. La sonrisa robada es, en opinión de Tanarro, su mejor obra por su originalidad y complejidad.

Mucha calidad

El director de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León, José Ramón Alonso, destacó la calidad tanto de los miembros del jurado como de las obras finalistas, donde se combinaron distintos géneros y personas con una trayectoria consolidada con personas emergentes que están todavía creando lenguajes nuevos. Los tiempos de crisis suelen ser tiempos enormemente creativos en la cultura, añadió.

Por su parte, el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, agradeció al Instituto Castellano y Leonés de la Lengua que haya elegido la capital abulense, por segundo año consecutivo, para fallar el Premio de la Crítica. Para nosotros es un privilegio afirmó. Ávila es una ciudad de letras, ya que tenemos unos escritores actuales y de pasado formidables.

Hay que recordar que el ganador de la pasada edición del Premio de la Crítica de Castilla y León fue el escritor, ensayista y poeta José María Merino, por su obra El río del Edén.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos