La fiesta circense hecha música

La OSCyL interpreta este sábado el programa familiar 'El circo suena' en el Miguel Delibes

V. M. NIÑOVALLADOLID
Alfonso Alonso encarna a Felipe en este programa. / R. Otazo/
Alfonso Alonso encarna a Felipe en este programa. / R. Otazo

El brillo de los vientos y el ritmo de la percusión entrelazan la música que sostiene 'El circo suena', un programa familiar que puede verse este sábado (12:30 h.) en la sala sinfónica del Auditorio Miguel Delibes. El espectáculo se ha estrenado esta semana en los pases escolares.

Basado en el cuento de 'La historia de Felipe', de W. Hartmann, el guion es de Ana Hernández, una de las narradoras junto a Begoña Martín Prieto. Felipe es hijo de la domadora de un circo. Miembro de una comunidad itinerante, le fascina la música de la banda circense, en este caso, integrada por los músicos de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León. La sección de viento y la de percusión visten de negro austero con tirantes y pajaritas de colores. La banda interpreta música de Hartman, Dukas, Offenbach, Strauss, Rota y Khachaturian. Primero la presentación: instrumento por instrumento. Triunfa entre el público menudo la trompeta de Bodí, la tuba de Redondo y el trombón de Blossom, que encarna también la voz del niño protagonista, Felipe.

Felipe es un mimo, habla con el cuerpo. Su madre quiere que siga la tradición familiar, que dome a las fieras, que pueda meter su cabeza en boca del león/tuba. Sin embargo el niño tiembla de miedo con solo coger el látigo hasta que se encuentra con Toneti, el payaso, José Lanuza, flautín, quien le enseñará malabares. Lanuza conquista a Felipe, a sus músicos y al respetable. Tanto él como Redondo demuestran sus dotes dramáticas. Por su parte, el actor Alfonso Alonso convierte el escenario en arena circense donde se maneja con su monociclo, las pelotas y las mazas. La narradora propone al público jugar con un globo y llega el delirio. A pesar de él, la música sigue.

Fotos

Vídeos