Torrecaballeros se suma a la protesta por los cierres al tráfico de Navacerrada

El Ayuntamiento y los empresarios anuncian conversaciones con el Real Sitio y la patronal Fes para hacer un frente común

EL NORTESEGOVIA
Advertencia de la necesidad de usar cadenas en el puerto de Navacerrada. / De Torre/
Advertencia de la necesidad de usar cadenas en el puerto de Navacerrada. / De Torre

La Asociación de Empresarios de Torrecaballeros (ASET), junto con el Ayuntamiento de la localidad han mostrado su «total apoyo» a las declaraciones del alcalde y de los empresarios del Real Sitio de San Ildefonso en contra «de los sucesivos cortes de tráfico que se realizan en el alto del puerto de Navacerrada por parte de la Guardia Civil de la Comunidad de Madrid».

En este sentido, anuncian que «se han iniciado conversaciones tanto con la Federación Empresarial Segoviana (Fes) como con el Ayuntamiento del Real Sitio con la intención de hacer un frente común en defensa de los intereses de los habitantes de la zona». Ni los empresarios ni el Ayuntamiento de Torrecaballeros ponen en duda «la prioridad que ha de darse a las medidas de seguridad», pero sí recalcan «la necesidad de tener en cuenta todos los demás factores que conciernen a este tipo de decisiones».

Coordinación

El alcalde granjeño, José Luis Vázquez, pretende recabar un apoyo institucional con el suficiente peso como para reclamar a la Comunidad de Madrid «la imprescindible coordinación para que no se maltrate a las economías de la zona», como anunció hace unos días. Hasta ahora, según afirma, las restricciones al tráfico por Navacerrada «son arbitrarias». Uno de los episodios más recientes se remonta tan solo a hace dos fines de semana, cuando La Granja celebraba su concurso de tapas en torno al judión, un reclamo más para los turistas. «En el alto de Navacerrada mandaron dar la vuelta en vez de habilitar el paso de los coches a la vertiente segoviana», relató el regidor, quien explicó que si no es la nieve, en muchas ocasiones es la actuación «unilateral» de la Comunidad de Madrid la que impide el paso de vehículos por el puerto en sentido Segovia.

Estas prohibiciones hacen dar la vuelta a los conductores que circulan procedentes de Madrid cuando se aproximan al alto que separa Madrid de Castilla y León.