El juzgado abre diligencias por presunta prevaricación del alcalde de Segovia

El PP subraya que el fiscal ve indicio de delito porque Arahuetes retiró su coche del depósito sin pagar la tasa de la grúa

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSEGOVIA
Jesús Postigo, portavoz del PP, en la rueda de prensa. / M. A. L./
Jesús Postigo, portavoz del PP, en la rueda de prensa. / M. A. L.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Segovia, Jesús Postigo, ha informado este miércoles que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Segovia ha acordado la apertura de diligencias previas por un posible delito de prevaricación del alcalde, Pedro Arahuetes, al haber retirado del depósito de la grúa municipal «un coche particular de la familia sin pagar las tasas ni la sanción correspondientes». Postigo ha recordado que el vehículo del alcalde «se encontraba indebidamente estacionado en un espacio reservado para otro organismo y fue trasladado por la grúa al depósito municipal».

La denuncia que instruye el juzgado fue presentada el 17 diciembre del año pasado por el grupo municipal del PP ante la Fiscalía de Segovia, que la remitió al juez «al considerar la existencia de indicios suficientes para iniciar una investigación», ha remarcado el portavoz popular, que este miércoles la ha ratificado ante el secretario judicial.

Los hechos que motivan la denuncia se remontan al pasado día 15 de octubre, cuando el alcalde «retiró del depósito municipal, sin cumplir el requisito previo de haber pagado las tasas correspondientes, un vehículo de su familia que había trasladado allí la grúa, a primera hora de la mañana, por estar aparcado indebidamente en un espacio sito en la plaza de los Espejos, reservado para un organismo ubicado en dicha zona».

Arahuetes estaba en el Foro de El Norte

«Ese mismo día y a esa misma hora, el alcalde Pedro Arahuetes estaba en Valladolid en el Foro Económico de El Norte de Castilla, cuyo ponente era el Comisario europeo del PSOE, Joaquín Almunia, según ha podido comprobarse en el reportaje fotográfico de dicho acto publicado por el rotativo al día siguiente», ha comentado Postigo, para quien es obvio que «resultaba materialmente imposible que la tarjeta de autorización se estuviese utilizando en ese momento para cumplir funciones propias de su condición de concejal del Ayuntamiento de Segovia, como es preceptivo».

Más que una 'alcaldada'

La plaza de aparcamiento de la plaza de los Espejos está reservada para la Unidad de Carreteras del Ministerio de Fomento, según ha dicho Postigo, y la ordenanza municipal establece que cuando la grúa retira un vehículo «los gastos que se originen se deberán abonar, como requisito previo a la devolución del vehículo. Cualquier ciudadano, primero paga y luego recurre, si cree que tiene razones, pero el alcalde actuó como si estuviera por encima de las leyes y tuviese patente de corso».

Los hechos los consideran los populares «algo más que una 'alcaldada'», y por eso el grupo municipal del PP decidió presentar la denuncia, porque entiende que ni el alcalde ni el equipo socialista ofrecieron «explicaciones convincentes», además de por «la ocultación del expediente, el oscurantismo, la anulación del expediente sancionador y la resolución del mismo a su medida por Decreto de la Alcaldía», circunstancias a las que Postigo ha sumado «la comparecencia, sin precedentes, en rueda de prensa acompañado del Agente que retiró el vehículo, al que sometió a una situación humillante, no sólo para él sino para todo el cuerpo de la Policía Local».

Postigo ha subrayado que su grupo cree que «el alcalde debe ser el primero en dar ejemplo en el cumplimiento de la normativa y su comportamiento debe de ser intachable, no debiendo aprovecharse de su cargo para obtener situaciones de privilegio».

No obstante haber manifestado que «no puedo decir que alguien ha mentido mientras no se demuestre lo contrario», el portavoz del PP ha incidido en que «faltan explicaciones concretas, no se nos ha informado debidamente y se ha tratado de que no conociéramos el expediente en profundidad».