La exposición 'Rosas voraces', de Carlos León, inaugura De Natura como nuevo espacio expositivo

El pintor, afincado desde hace décadas en Torrecaballeros, presenta una veintena de obras realizadas en los últimos cuatro años en las que dominan los tonos carmín

CÉSAR COMBARROS-ICALPEDRAZA
El pintor y escultor Carlos León, en su estudio de Segovia/
El pintor y escultor Carlos León, en su estudio de Segovia

El artista ceutí afincado en Torrecaballeros (Segovia) Carlos León inaugurará mañana un nuevo espacio expositivo dedicado al arte contemporáneo en De Natura, una casa palacio del Marqués de Pineda construida en el siglo XVII en Pedraza, que el decorador Paco Muñoz rehabilitó en los años 70 y que hasta el año 2011 funcionó como tienda de muebles. La exposición, que lleva por título la sinestesia 'Rosas voraces', reúne una veintena de lienzos (la mayor parte de ellos de gran formato) y algunos objetos, todo ello presidido por evocadores tonos carmín.

La obra más antigua que se exhibirá fue pintada hace cuatro años y la más reciente recibió las últimas pinceladas hace apenas quince días, conformando "un conjunto de piezas que tienen un hilo conductor difícil de explicar", en palabras del artista a Ical. Sí tienen en común, según reconoce, que en ellas predomina una paleta a base de carmines y de distintos tipos de rosas, "alejados de connotaciones blandengues y más ligados a aspectos dionisíacos, más relacionados con el vino y con la sangre que con una mirada a la vida de color de rosa".

Según reconoce León, esa elección de tonalidad está estrechamente ligada con un encargo que recibió el pasado año desde el Museo Nacional de Escultura, invitándole a formar parte de la exposición 'Entre el cielo y la tierra. Doce miradas al Greco, cuatrocientos años después', que se inaugurará en Valladolid el próximo 29 de abril. En ella, Carlos León exhibirá un tríptico realizado ex profeso junto a piezas de José Manuel Broto, Jorge Galindo, Pierre Gonnord, Luis Gordillo, Secundino Hernández, Cristina Iglesias, Din Matamoro, Marina Núñez, Pablo Reinoso, Monserrat Soto y Darío Villalba.

Al recibir el encargo, Carlos León recordó su vieja obsesión por el 'Retrato del cardenal Fernando Niño de Guevara', realizado por El Greco a finales del siglo XVI y que se exhibe en el Metropolitan de Nueva York, donde fue una visita recurrente durante los ocho años que vivió en la Gran Manzana. "Yo trabajo con carmines desde hace tiempo y en ese cuadro, que es sobre un inquisidor, todo es púrpura. Por un lado existe el púrpura del poder pero por otro también está el de la sangre. Ese cuadro me ha inspirado una serie muy amplia de obras, y por eso ahora mi estudio está lleno de cuadros donde predominan los carmines. De ahí han salido los que se exhibirán en 'Rosas voraces' pero hay muchos más", explica.

Una mirada diferente

La oportunidad de exponer su obra en De Natura -un espacio que conoce a la perfección, ubicado a apenas 30 kilómetros de su estudio de trabajo-, permitirá al público acercarse a su obra de una forma diferente a la habitual. "Cuando uno expone en una galería de arte, siempre hay un cuadro al lado de otro de una manera un poco pasteurizada. Aquí se propone otro juego: hay mucha madera, hay vigas, hay suelos de piedra, de baldosa, y eso supone un reto y una dificultad, pero también un estímulo", apunta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos