Una paga para tapar agujeros y cestonas para degustar en familia

El Norte y El Árbol entregan las últimas paga y cestas de los tres sorteos celebrados

LORENA SANCHOValladolid
Dos responsables de El Árbol, con algunos de los premiados. / G. Villamil/
Dos responsables de El Árbol, con algunos de los premiados. / G. Villamil

José María Villad, de 47 años de edad, no suele ser afortunado en los juegos de azar. La suerte no le ha sonreído habitualmente en rifas y sorteos, así que cuando El Norte de Castilla le comunicó que había ganado una paga extraordinaria de 600 euros casi no se lo creía. «He participado en los tres sorteos y como no suelo ser muy afortunado en estas cosas, pues es la primera vez que me toca, y espero que no la última», comenta el agraciado.

Hasta su domicilio de la localidad de Olmedo se fue la última de las tres pagas extraordinarias que El Norte de Castilla ha sorteado en este mes de diciembre en una iniciativa celebrada junto con el grupo El Árbol. La empleará en «tapar algún agujero que haya» y en algún capricho por Navidad, «regalos para mi madre y mi hermano, que somos los que vivimos en casa», comentaba ilusionado este olmedado, lector y comprador diario de El Norte de Castilla.

Porque desde el pasado 7 de diciembre, el decano de la prensa diaria ha entregado un total de 3 pagas extras de 600 euros y 60 cestonas de Navidad valoradas cada una en 200 euros. Las últimas veinte se sortearon también el viernes pasado y se rubricaron posteriormente en la tienda que El Árbol posee en la plaza de San Juan para los afortunados vallisoletanos. Porque esta vez, a diferencia de la semana anterior, sí hubo agraciados de las provincias de Segovia y Palencia.

Familiares, e incluso vecinos, se beneficiarán así de estos productos de primeras marcas en estas fechas navideñas. Porque si lo normal es compartirlo con quienes comparten mesa en estos días, Begoña Pérez, de Villalar, lo hará con sus vecinos. El familiar encargado de ratificar la identidad de la premiada lo anunción: «La va a poner para degustación de los vecinos de Villalar en el bar, en el que conocemos como el de las piscinas». Así que todos invitados.

Será la excepción, porque los agraciados con estas cestonas comparten la intención de degustarlas en familia. En el caso de Pilar Rodríguez, de Valladolid, serán hasta 13. «Así que le vamos a dar buen aire», decía. No es la primera vez que la suerte de El Norte le sonríe, pues con anterioridad consiguió en otro sorteo un televisor. «Y no hay dos sin tres», advertía.

Menos suerte ha tenido en 35 años como suscriptor Luis Téllez, para quien la cestona del viernes es el primer premio que recibe. «Participo en todo pero nunca nos había tocado nada, así que no deja de ser una alegría para estos días», añadía.

Fotos

Vídeos