Lugar de encuentro para la lectura

María José González, cumple su sueño de tener una librería en el centro de Valladolid

LAURA NEGROVALLADOLID
María José González, en su nuevo establecimiento. L. NEGRO/
María José González, en su nuevo establecimiento. L. NEGRO

El sueño de Pepa. No podía llamarse de otra manera. María José González es una ávida lectora que llevaba más de 26 años trabajando en el mundo editorial y que tenía como sueño emprender un negocio. Aprovechó sus conocimientos para hacerlo realidad abriendo una pequeña librería en el corazón de Valladolid. Más concretamente en la Plaza Mayor.

«Llevo toda la vida trabajando en el mundo de la distribución de libros. Hace 5 años tomé la decisión de embarcarme en mi propio proyecto literario, pero me llamaron para trabajar en otra distribuidora, así que decidí aparcar mi sueño para más adelante. A los tres años, esta empresa cerró su almacén en Valladolid y me vi en la calle. Ese mismo día, empecé a mirar locales para abrir mi librería», explica esta entusiasmada librera, que no comentó sus intenciones a nadie de su familia hasta que tuvo todas las gestiones realizadas.

«Sabía que me iban a decir que estaba loca por montar un negocio en estos tiempos de crisis», afirma.

María José se vió más cerca cumplir su sueño cuando encontró un bonito y acogedor local en el corazón de la ciudad. Aceptó el pago único de la prestación por desempleo (capitalización del paro) e invirtió su indemnización para hacer alguna ligera mejora y llenar las estanterías de libros. «Nunca me había imaginado poder abrir mi negocio en un lugar como la Plaza Mayor de Valladolid. Aquí la mayor parte de las librerías están todas ubicadas en la misma zona. Mi objetivo siempre fue montar la mía en el centro, pero más hacia la plaza del Poniente, soportales de Fuente Dorada, Platerías, etc. Encontrar este local en la Plaza Mayor ha sido lo mejor que me ha pasado. Estoy convencida de que estaba destinado para mí».

Después de inscribirse como autónoma, esta amante de los libros abrió un acogedor espacio literario el pasado 8 de abril, donde frecuentemente se celebran tertulias y encuentros con autores, principalmente vallisoletanos. María José colabora muy activamente con 'Los perros del coloquio', un grupo vallisoletano de autores que se están intentando hacer un hueco en el panorama de la literatura actual siguiendo el ejemplo de otras famosas generaciones como la del 27.

«Las presentaciones y firmas de libros funcionan bastante bien. Son muy positivas para ambas partes. Dioni Arroyo, David Ramiro y Juan Martín Salamanca son algunos de los autores de la ciudad que han venido en los últimos días a firmar sus libros y a recibir a sus lectores», explica la emprendedora.

Sin duda, el suyo es un proyecto totalmente vocacional. Esta emprendedora cuida con mimo su escaparate, presentado al concurso Ciudad de Valladolid. En él lucen sus recomendaciones para estos días navideños. Su punto fuerte es, sin duda, el trato personal y muy cercano. Quiere convertirse en la librera de confianza de sus clientes.

«Me gusta que la gente entre en la tienda y la recorra tranquilamente, sin interrumpirles. Luego, entablando conversación con ellos, enseguida detecto qué tipo de lectura les gusta y qué recomendación puedo hacerles. Para estas navidades estoy recomendando, además de los libros de autores vallisoletanos, 'Dispara, yo ya estoy muerto', de Julia Navarro; 'El francotirador paciente', de Pérez Reverte y la novela erótica, que sigue vendiéndose mucho», explica. Se muestra muy optimista sobre el futuro del libro en papel y del sector librero en general.

«Todavía quedamos muchos amantes del libro, de los que nos gusta disfrutar del olor del papel al pasar las hojas. Los libros electrónicos son muy limitados. Un libro de esos maravillosos para niños con desplegables, es imposible disfrutarlo en formato electrónico», afirma rotunda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos