Fomento y los sindicatos firman un acuerdo por la segregación ferroviaria

El pacto regula aspectos laborales, de aplicación del convenio y adjudicación de carga de trabajo

J.-MORENOVALLADOLID
Unidad ferroviaria de Renfe en la estación de Chamartín de Madrid. EL NORTE/
Unidad ferroviaria de Renfe en la estación de Chamartín de Madrid. EL NORTE

El Ministerio de Fomento y los sindicatos CC OO, UGT y Semaf suscribieron ayer un preacuerdo en Madrid con el que se da una tregua a las diferencias que mantenían respecto a la segregación de Renfe y Adif en cuatro sociedades, en las que el Gobierno permitiría la entrada de capital privado para la gestión del servicio ferroviario.

El preacuerdo, al que no se han sumado los sindicatos CGT ni SF, que han protagonizado las recientes protestas contra las privatizaciones, fue suscrito por la mañana en la capital de España. Con el mismo, el Gobierno acepta que las empresas segregadas de Renfe no tengan accionariado mayoritario privado, una vez que se ponga en marcha el plan desde el 1 de enero del 2014.

«Se garantiza además las condiciones laborales de los trabajadores de Renfe y Adif tras esta segregación, en lo referente al convenio colectivo y a la negociación del mismo como grupo. También serían de aplicación las normas actuales sobre la movilidad interna que se pudiera producir dentro de cada una de estas empresas», explicaron fuentes de Comisiones Obreras.

El preacuerdo recoge que los contratos de mantenimiento con Renfe seguirían durante 10 años. Por su parte, el Gobierno ha garantizado que el capital en estas empresas seguiría siendo público y mayoritario.

El marco de referencia a aplicar a los futuros Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) será el de Renfe. El pacto contempla también aspectos relacionados con la representación sindical dentro del grupo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos