Un jugador marroquí responde con un brutal puñetazo a la dura entrada de un rival

Mehdi Carcela-González, del Standard de Lieja, fue expulsado tras pegar a un contrario que acababa de clavarle los tacos en el tobillo

EL NORTE

El jugador del Standard de Lieja, Mehdi Carcela-González, se tomó la justicia por su mano y respondió con un duro puñetazo ante la entrada que acababa de sufrir por parte de Bjorn Ruytinx, del Oud-Heverlee Leuven.

Ruytinx llegó más que tarde a un lance del juego en el que Carcela-González intentaba regatear a un rival y clavó con fuerza sus tacos en el tobillo del jugador del Standard de Lieja, una acción por la que vio la tarjeta amarilla. Tras lamentarse durante unos segundos en el suelo el jugador que sufrió la entrada se levantó y golpeó a Ruytinx de forma muy violenta, lo que le valió una expulsión instantánea y tras la que tuvo que salir en brazos de los integrantes del equipo del campo debido al dolor en su tobillo.