La Fiscalía de Valladolid pedirá vigilancia policial para el asesino de Olga Sangrador y para el violador del ascensor

La fiscal jefe está pendiente de que Interior comunique oficialmente la presencia de los violadores en la provincia

MAR DOMÍNGUEZValladolid
Pedro Luis Gallego y Valentín Tejero./ El Norte/
Pedro Luis Gallego y Valentín Tejero./ El Norte

La Fiscalía de Valladolid solicitará la vigilancia de los dos violadores con residencia en Valladolid ante la alarma social que ha generado la puesta en libertad de Juan Manuel Valentín Tejero y Pedro Luis Gallego. El primero fue excarcelado el miércoles tras cumplir condena por la violación y asesinato de la niña de Villalón Olga Sangrador aunque, al menos, cometió otras seis violaciones. El segundo, conocido como el violador del ascensor, salió de la cárcel hace dos semanas y fue condenado por la violación y asesinato de Leticia Lebrato en Viana de Cega, aunque también asesino a la burgalesa Marta Obregón.

Los dos asesinos han fijado su domicilio postal en Valladolid, circunstancia que deberá ser comunicada oficialmente a la Fiscalía para que inicie la petición de medidas de vigilancia, según ha confirmado la fiscal jefe de Valladolid, Esther Pérez.

La Fiscalía de Barcelona ya ha pedido también que se arbitre un sistema de vigilancia para el violador del Eixample, que también ha quedado en libertad tras la resolución del Tribunal Europeo que anula la doctrina Parot.

Juan Manuel Valentín Tejero, de 52 años, fue excarcelado el miércoles. Tiene 52 años, melena y barbas canosas. El asesino de Olga Sangrador y violador de, al menos, otras seis niñas vallisoletanas entre los años setenta, ochenta y noventa es libre a sus 52 años de regresar a su ciudad natal si así lo desea después de pasar los últimos 21 años y cinco meses en prisión para cumplir penas que suman 63 años, 9 meses y un día de cárcel por su ristra de delitos.

El ya exrecluso ha fijado su residencia oficial a efectos de notificaciones en el domicilio familiar de la calle Fuente el Sol, situado en el barrio de La Victoria, así como en el domicilio de un familiar en Santovenia.

Pedro Luis Gallego, el violador del ascensor, también ha fijado en Valladolid su residencia posta, aunque reside en el municipio de Honcalada, donde ocupa una vivienda familiar. Al violador del ascensor se le ha visto en provincias limítrofes como Zamora.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría vallisoletana y conocedora, por tanto, del pánico que causó el violador en la ciudad en los años ochenta y noventa, dijo recientemente que «Interior tiene la obligación de garantizar la seguridad ciudadana» y anticipó, sin concretar nada más, que «todos los mecanismos que pueda utilizar se van a utilizar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos