Vecinos de Sieteiglesias de Trabancos piden la retirada de una antena de telefonía

El Ayuntamiento reconoce que la estación incumple la normativa y está a la espera de un informe de la Diputación

P. G.VALLADOLID
Concentración de protesta contra el funcionamiento de una antena de telefonía en Sieteiglesias. FRAN JIMÉNEZ/
Concentración de protesta contra el funcionamiento de una antena de telefonía en Sieteiglesias. FRAN JIMÉNEZ

Los vecinos de Sieteiglesias de Trabancos han declarado una guerra abierta a la estación base para equipos de telefonía móvil que la empresa France Telecom tiene instalada desde 1999 en la calle Barrero de la localidad. Según la plataforma ciudadana, la estación es «ilegal», ya que no está situada a 100 metros del casco urbano, por lo que solicita al Ayuntamiento que inste a la empresa a su desmantelamiento.

La administración local, que reconoce que la estación no cumple la legislación urbanística vigente, está a la espera de que la Diputación emita un informe jurídico en el que, además de conceder la licencia ambiental pertinente, solvente de alguna manera el problema que tiene en vilo a los vecinos del municipio, quienes alegan que la constante exposición que sufren a los campos electromagnéticos que producen las ondas de la estación son «muy perjudiciales para la salud». Aseguran los vecinos que esta actividad «está relacionada con el cáncer, según los datos del informe realizado por Danoscopia para la Asociación Contra el Cáncer» .

Por el momento y hasta que la Diputación emita un dictamen, los vecinos se han movilizado para la creación de una plataforma en la que, además de recoger más de 360 firmas y registrar, en el Ayuntamiento, 147 alegaciones contra la estación, han solicitado de manera formal el cese de la actividad de la antena hasta que el gobierno provincial emita su veredicto.

Por el momento, se desconoce la posición de la empresa propietaria de la estación ante este problema que tiene en vilo a los vecinos de la localidad, quienes durante la mañana de este viernes realizaron una manifestación desde la estación hasta el Ayuntamiento, donde reclamaron una vez más el cese de actividad de la estación de telefonía móvil.