Cesefor presenta un modelo de desarrollo rural rentable con los recursos forestales de Burgos y Soria

Alcaldes y miembros de corporaciones municipales han recibido conocimientos, compartido experiencias y asesoramiento sobre el uso de la biomasa para generar energía

EL NORTEVALLADOLID
Feria de Expobioenergía, en Valladolid. / R. GÓMEZ/
Feria de Expobioenergía, en Valladolid. / R. GÓMEZ

La Fundación Cesefor ha presentado en el marco de la feria Expobioenergía 2013, que se celebra esta semana en Valladolid, los últimos resultados del proyecto denominado 'Sylvestris 1.0' y de su aplicación en las comarcas de Pinares (Soria y Burgos) y Sobrarbe (Huesca), que demuestra un modelo de desarrollo rural rentable basado en recursos forestales de estas zonas. Al respecto, se ha pedido colaboración a los municipios para aplicar la iniciativa, lo que supondría para sus ayuntamientos implantar industrias basadas en los aprovechamientos forestales, informa Ical.

La presentación del proyecto estuvo organizada por la propia Fundación Cesefor y la Asociación Española para la Valorización de la Biomasa (Avebiom). Se trata de un punto de encuentro donde los alcaldes y miembros de las corporaciones municipales tienen la oportunidad de adquirir conocimientos, compartir experiencias y recibir asesoramiento sobre el uso de la biomasa para la generación de energía.

Colaboración

El objetivo de presentar el proyecto en este encuentro de responsables municipales ha sido el de solicitarles su colaboración para poner en marcha 'Sylvestris 2.0', de cara a obtener la máxima rentabilidad en empleo y valor agregado, además de generar energía local con recursos locales. De esta forma se intentará mejorar la posición competitiva del territorio con productos semielaborados como materia prima, y la energía más barata del mercado, además de implantar más industrias. El trabajo y los modelos desarrollados en el anterior proyecto 'Sylvestris 1.0', gracias la apoyo del Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación (Magrama) son la base que permiten afrontar este reto con garantías y de forma optimizada

El desarrollo de Sylvestris 1.0 se ha basado en un nuevo modelo de desarrollo rural integral en zonas forestales, que pretende generar nuevas oportunidades a los territorios en términos económicos, de empleo y de desarrollo de identidad, basado en el aprovechamiento completo, sostenible y sostenido de los recursos naturales y su transformación local. Para ello se ha tenido en cuenta la potencialidad de las comarcas. Se ha demostrado que es posible un modelo de desarrollo rural basado en los recursos forestales. La implantación y desarrollo de industrias de transformación de los recursos forestales (madera, biomasa, turismo, micología, caza y CO2) es el camino para la creación de empleo en las comarcas forestales.

Recursos naturales

La metodología que ha empleado el proyecto 'Sylvestris 1.0' se ha basado en diagnosticar la situación actual de los recursos naturales, maximizar el valor de los mismos, optimizar la inversión para obtener la máxima rentabildad en beneficio, y diseñar y desarrollar modelos de negocio que atraigan inversores. Respecto a las posibilidades de desarrollo, a los representantes de los municipios presentes en Biomun se les mostraron ejemplos con datos concretos de empleos que se podrían generar, rendimientos económicos en función del valor agregado de los aprovechamientos, modelos de negocio concretos, y se subrayó la idoneidad de establecer alianzas colaborativas entre ayuntamientos.

Empleos

Como ejemplo, para una comarca con una producción de 30.000 metros cúbicos de cada tipo de madera, sierra, cánter y trituración, se podrían crear más de 400 empleos directos y 65,5 millones de euros de valor agregado, en una primera fase. 'Sylvestris 1.0' tiene por subtítulo 'Herramienta para maximizar la fijación del valor integrado de los recursos naturales en el territorio del origen'. Se trata de un proyecto piloto de la Red Rural Nacional financiado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, desarrollado por la Fundación Cesefor y en colaboración con Pirinea.

Fotos

Vídeos