Muriel de Zapardiel devolverá las tasas de agua, basura y alcantarillado

La medida beneficiará a los vecinos con ingresos netos mensuales inferiores a 600 euros

PATRICIA GONZÁLEZMURIEL DE ZAPARDIEL
Carmen Gonzalez lee el bando de la Alcaldía que anuncia la devolución del importe de algunas tasas municipales. / Fran Jiménez/
Carmen Gonzalez lee el bando de la Alcaldía que anuncia la devolución del importe de algunas tasas municipales. / Fran Jiménez

Tras varias décadas dedicadas al mundo del pastoreo y recorriendo los pagos de la comarca de Tierras de Medina, Epifanio Berrocal Rodríguez, de 51 años, sufrió un ictus cerebral que le incapacitó de por vida para ejerce una carrera profesional. Ocho años es el tiempo que ha pasado desde aquel problema de salud y ocho años es el tiempo que lleva cobrando una pensión por minusvalía de 345 euros. «A causa del infarto cerebral sufrí un deterioro en el habla y muchas más cosas que me incapacitan para hacer un trabajo normal y corriente», explica este vecino de la localidad de Muriel de Zapardiel, que sobrevive gracias al apoyo económico de sus hermanas.

Con los 60 euros (dos pagos semestrales de 30 euros) del recibo de la basura, más los 41,2 del pago del suministro del agua( tres cuotas cuatrimestrales de 10,30 euros) más los seis euros anuales del abono de la tasa municipal del alcantarillado la pensión de Epifanio se ve reducida en algo más de cien euros. Cantidad que le será reembolsada por el Ayuntamiento tras aprobar en pleno una medida «de impulso social y económico», según el alcalde, Juan Manuel Pastor Vara, quien ante la delicada situación de algunos de sus vecinos ha decidido condonarles y devolverles los recibos de todo este año de las tasas municipales de la recogida de basuras, alcantarillado y suministro de agua a domicilio.

Primer caso

Esta exención, pionera en la provincia de Valladolid, contará con una partida presupuestaría de 2.000 euros, que el equipo de gobierno ha sacado del presupuesto de las fiestas (el Ayuntamiento gasta unos 12.000 euros anuales para organizar todos los eventos festivos del año) y alrededor de unas 20 familias cuyos ingresos netos al mes no superan los 600 euros serán las beneficiadas directas.

«Pensamos que por el momento son 20 familias a las que reintegraremos el pago de los recibos de 2013 pero si vemos que son más las que necesitan esta ayuda, que en algunos casos no sobrepasarán los 200 euros, modificaremos otra partida presupuestaria de donde sea para ayudar a los vecinos que lo están pasando mal», comenta Pastor Vara, quien puntualiza que «si vemos que son muchos más y el próximo año no tenemos dinero para ayudarles ya que la situación de las arcas municipales es casi ruinosa, acudiremos a la Diputación o a la Junta para que nos den algún tipo de subvención que palíe la situación dramáticas que están viviendo muchas familias».

Muriel de Zapardiel tiene censados a 162 vecinos, de los cuales 10 están en paro desde hace tiempo. Además, más del 30% de la población son viudas y vecinos con pensiones no contributivas, por lo que «era necesario y una obligación moral que el Ayuntamiento y todos los políticos que estamos al frente de las administraciones locales ayudemos en lo que haga falta a nuestros vecinos y a las familias que debido a la crisis malviven desde hace años».

Según el alcalde, la idea de la exención de estas tasas surgió el invierno pasado, cuando algunos vecinos de la localidad con pocos recursos jubilados y viudas decidieron no poner la calefacción (las glorias ya casi son inexistentes) por el elevado coste en gasoil.

«Cuando me enteré de estas situaciones se me cayó el alma a los pies, y en el pleno de junio todos los partidos con representación en el Ayuntamiento decidimos aprobar la medida», apunta Pastor Vara, quien durante la mañana de ayer hizo oficial un bando (colocado en los principales puntos de encuentro de los vecinos: consultorio médico, bar y ayuntamiento) en el que se detallan los documentos oficiales necesarios para solicitar hasta el próximo mes de diciembre el reintegro de los recibos.

La solicitud, que se formulará en la administración local, deberá ir acompañada de un certificado de empadronamiento (deben figurar como empadronados con anterioridad al 1 de enero de 2012), un certificado de convivencia ( formar parte de una unidad familiar), un certificado de los ingresos expedidos por la Agencia Tributaria (los interesados deberán acudir a las oficinas de Hacienda en Medina del Campo y pedir la documentación que acredite que sus ingresos netos mensuales son inferiores a 600 euros) y de todos y cada uno de los recibos de las tasas exentas abonados durante estos meses del año.

El límite elegido

«Decidimos poner 600 euros como mínimo ya que si subíamos a los más de 700, más del 50% de los vecinos solicitarían la devolución», comentó Pastos Vara, que lamenta el porcentaje tan elevado de vecinos que no llegan a esos 750 euros mensuales.

La medida cogió por sorpresa a muchos vecinos de la localidad, como Carmen González, quien a sus 50 años lleva parada varios meses. «Me parece muy bien esta iniciativa que deberían copiar otros ayuntamientos», comentó. A pesar de no poder acogerse a la devolución de las tasas aseguró que «lo mismo yo ahora no entro en el cupo pero como sigan así las cosas quien no me dice a mi que me tenga que acoger como muchas familias del pueblo».

Las que también ven con buenos ojos esta iniciativa son Teodora Sanz, Josefa de la Fuente y Ángeles Páramo, quienes a pesar de cobrar unas pensiones superiores a la cuantía establecida por el Ayuntamiento piensan que «todo lo que sea beneficiar al resto y aliviar la situación está muy bien, ya que hay familias que lo están pasando mal, la pena es que nosotras con nuestra pensión no podamos entrar en el cupo».