La Guardia Civil detiene a tres personas por robos en parques eólicos en Las Merindades

Los detenidos hacían acopio de cable de cobre y en su ausencia herramientas y material informático y electrónico

MARÍA ORIVEBurgos
Detalle de cómo los ladrones dejaron una de las ventanas de acceso a las instalaciones. / Foto cedida por la Guardia Civil/
Detalle de cómo los ladrones dejaron una de las ventanas de acceso a las instalaciones. / Foto cedida por la Guardia Civil

La Guardia Civil detuvo a tres varones, como presuntos autores de cinco delitos de robo con fuerza, cometidos en subestaciones eléctricas ubicadas en un parque eólico de Las Merindades (Burgos), según informaron fuentes de la Benemérita. El valor de los daños causados y del material sustraído supera los 27.000 euros.

Los hechos se iniciaron en 2011, cuando entre los meses de abril y noviembre se produjeron cinco robos con fuerza en las instalaciones de un mismo parque eólico. El estudio y análisis del lugar de los hechos, una vez cotejados entre ellos, presentaba una serie de coincidencias. El equipo de la Policía Judicial de Medina de Pomar abría una investigación para identificar y detener a los posibles autores.

Durante las pesquisas se han realizado numerosos seguimientos y vigilancias discretas, controles e inspecciones a establecimientos del ramo de la compra-venta y reciclaje de material. Durante las inspecciones oculares en los lugares de la comisión de los ilícitos, se encontraron una serie de pruebas e indicios que han sido debidamente examinados.

Así, en tres fases distintas realizadas en los meses de mayo, agosto y octubre del presente año, se ha llevado a cabo la detención de los tres autores de los hechos en Vizcaya, concretamente en las localidades de Ortuella, Basauri y Bilbao. Los detenidos son F.E.M.G. de 40 años, T.R.F. de 31 años y O.C.P. de 33, dando por concluida la operación, en la que hasta el momento no se ha localizado ningún objeto o material denunciado como sustraído.

Los robos se perpetraban principalmente durante los fines de semana, actuando sobre el hilo de cobre, sin desdeñar tanto el pelado como el enfundado en plástico, obviando la sección, el lugar o su función, bien enrollado, en bobina o en funciones de toma de tierra.

En ausencia de este tipo de material, hacían acopio de herramientas que se encontraban en las estancias, así como de material informático y electrónico (monitores, ordenadores, discos duros, GPS, aparatos de medición).

La forma de acceso es siempre idéntica: el empleo de la fuerza. Tras violentar el vallado perimetral del recinto, normalmente doblando los barrotes, acceden al interior de la instalación. Ya dentro, mediante apalancamiento de la verja que protege las ventanas o deslizándose por el conducto de canalización del cableado consiguen introducirse en el interior del edificio, donde sustraen el material.

Las investigaciones han sido dirigidas por el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Villarcayo, en coordinación con Equipo de PJ de Medina de Pomar.