El Museo Arqueológico refuerza la sección medieval con 16 nuevas piezas

Las obras, que han sido recuperadas de los almacenes del centro y restauradas, se presentan en una exposición

Presentación de la nueva exposición en el Museo de Palencia. / Antonio Quintero/
Presentación de la nueva exposición en el Museo de Palencia. / Antonio Quintero

El Museo de Palencia, conocido como Arqueológico o la Casa del Cordón, incorporará a la exposición permanente 16 nuevas piezas, que reforzarán la sección medieval. Todas las obras han sido recuperadas de los almacenes del museo y restauradas, y forman parte de la exposición temporal 'Románico y Camino de Santiago', que inauguró ayer el director general de Políticas Culturales de la Junta, José Ramón Alonso. Esta exposición se enmarca dentro de los actos de celebración del vigésimo aniversario de la declaración por la Unesco del Camino de Santiago Francés como Patrimonio de la Humanidad, organizados por la Consejería de Cultura y Turismo.

El comisario de la exposición ha sido el director del museo, Jorge Juan Fernández, que ha creado tres espacios diferenciados en la Casa del Cordón, edificio civil del siglo XVI que fue rehabilitado por el arquitecto Luis Arranz.

La parte más sustancial de la exposición son las 16 piezas recuperadas de los almacenes, que se han colocado junto al resto de las manifestaciones artísticas de época medieval. Esas 16 obras han sido restauradas por Carmelo Fernández en el taller del museo y enriquecen la exposición permanente de la Casa del Cordón. Algunas obras son singulares, como dos capiteles de la iglesia románica de San Justo de Quintanaluengos, un edificio del que ya no quedan más restos que estas dos piezas y otras cinco que también conserva el museo palentino. Los dos capiteles expuestos pertenecían al arco triunfal del templo, que daba acceso al presbiterio.

Otras piezas recuperadas son cinco canecillos de la iglesia del monasterio de San Salvador de Nogal de las Huertas, así como tres cimacios procedentes de la abadía de Santa María de Husillos, que se presentan junto a otras piezas, ya expuestas, del mismo templo, como la lápida fundacional del mismo monasterio.

También se presenta el fragmento de un sarcófago del monasterio cisterciense de Santa María de la Vega, que se encuentra ahora en ruinas en el término municipal de Renedo de la Vega, un edificio del siglo XIII que José Jiménez Lozano lo encuadró en su libro 'Guía espiritual de Castilla', dentro del 'románico del ladrillo'. Este fragmento de un sarcófago se exhibe junto a uno entero procedente de este mismo templo y a otro de la abadía de Benevívere.

Otra pieza que nunca había salido de los almacenes del museo de Palencia es un capitel-pila de agua bendita, en forma de concha, procedente de Revilla de Pomar.

A las piezas cuyo origen se conoce fehacientemente, el director del museo y comisario de la exposición ha decidido incluir en la muestra, y por consiguiente en la colección permanente, tres obras de procedencia desconocida. Son un relieve que representa la lucha entre un guerrero y un dragón, otro relieve que escenifica a un músico tocando el rabel y un capitel de músicos tocando instrumentos.

El catálogo de esta exposición lo completan piezas que ya se exponen en el museo, como los tres magníficos capiteles de la iglesia de San Martín de Frómista y una estela funerario de Tariego de Cerrato, entre otras.

Un segundo espacio de la exposición se encuentra en la sala temporal, donde se presentan 14 fotografías de monumentos palentinos vinculados al Camino de Santiago realizadas en los años sesenta y setenta del siglo pasado, en color y en blanco y negro, por el fotógrafo palentino Luis Caña y que pertenecen a los fondos del museo.

Asimismo, se exponen cinco grabados de la colección particular de Alejandro Carrión Gútiez, cuatro de de Francisco Javier Parcerisa, de 1861, que ilustran las iglesias de Santiago de Carrión de los Condes y las ruinas de la abadía de Santa María de Benevívere, del siglo XII, y un quinto de Genaro Pérez Villaamil, de 1842, también de la abadía de Benevívere. Otro grabado que forma parte de esta muestra es una pieza de 1864 que pertenece al museo y que es obra de Valentín Carderero y Solano, que representa a don Diego Martínez de Villamayor, fundador de la abadía de Benevívere.

En este mismo espacio se muestra una pieza singular: una reproducción del capitel de San Martín de Frómista que representa la adoración de los reyes realizada en 1894, por encargo de Aníbal Álvarez, cuando este arquitecto realizó la polémica restauración de la iglesia románica.

El tercer y último espacio de la exposición, que permanecerá instalada hasta el 31 de diciembre, es la proyección de un audiovisual con numerosas imágenes del Camino de Santiago palentino realizado por el experiodista de Radio Nacional de España Antonio Rubio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos