El Gobierno proyecta ampliar un mes el permiso para cazar torcaces

La medida se recogería en la futura Ley de Montes, aunque en Euskadi la última palabra será de las diputaciones

L. L.BILBAO
Un cazador salmantino durante la media veda./ Manuel Barroso/
Un cazador salmantino durante la media veda./ Manuel Barroso

La Ley de Montes que está preparando el Gobierno central va a dar respuesta a varias demandas históricas de los aficionados a la caza. Entre ellas, la unificación de vedas para todas las comunidades autónomas. En la práctica, este cambio supondría abrir la puerta a ampliar un mes, hasta el 28 de febrero, el permiso para que en Euskadi se puedan cazar palomas torcaces. Eso sí, la última palabra la tendrían las diputaciones, que en Euskadi ostentan las competencias en la materia, según asegura Juan Antonio Sarasketa, presidente de la Oficina Nacional de la Caza (ONC).

Este organismo mantuvo recientemente una reunión con el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, donde les expuso las líneas que informarán la futura normativa. Según Sarasketa, en estos momentos los cazadores vascos solo pueden disparar a las palomas torcaces hasta el 31 de enero. En febrero y marzo no está permitido ya se entramos en periodo de contrapasa, es decir, la temporada en que las aves regresan hacia Centroeuropa para reproducirse. Sin embargo, en otras comunidades autónomas sÍ está permitido mantener la actividad cinegética hasta el 28 de febrero.

La normativa que prepara el Gobierno central, según asegura el presidente de la ONC, implica la unificación de vedas, de modo que haya un mismo criterio en todas las comunidades autónomas. Y eso supondría que en Euskadi se aplicasen los mismos periodos que en el sur de la Península. ¿No es eso contradictorio con la resolución judicial que prohíbe la contrapasa en el País Vasco? Sarasketa sostiene que no, ya que estaríamos hablando de una prórroga para las torcaces y no de un periodo específico para contrapasa. Aunque, en esencia, viene a ser lo mismo.

Posible conflicto

Además, para los cazadores, el criterio que mantienen colectivos ecologistas respecto de que en esas fechas las aves ya están en periodo de celo (argumento avalado judicialmente) no tiene sentido. Sarasketa alega que la especie está «en clara progresión» y que, además, hay muchos ejemplares «sedentarios» que viven en los montes vascos, con lo cual no estaríamos ante una contrapasa. Pero, incluso si fuese así, afirmó, «no creemos que pueda considerarse que están en periodo prenupcial porque aún les quedan miles de kilómetros para llegar a su destino, un viaje en el que muchas palomas pierden la vida».

Con todo, el cambio de criterio que prepara el Ministerio en la normativa solo será aplicable si lo asumen las diputaciones, administraciones que en Euskadi «tienen la última palabra», asume Sarasketa. Eso sí, «si el Gobierno central dice que eso es viable y ellas dicen que no, habrá conflicto», adelantó el también presidente de la Asociación para la Defensa del Cazador y Pescador (Adecap).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos