José Manuel Ramírez: «La reforma local de Rajoy y Montoro es inmisericorde con el medio rural»

El presidente de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales analiza los cambios que plantea el Gobierno de la nación en una entrevista

J. I. FOCESValladolid
José Manuel Ramírez. / P. Merchán/
José Manuel Ramírez. / P. Merchán

José Manuel Ramírez, presidente de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, ataca duramente la reforma de la Ley de Basesde Régimen Local que prepara el Gobierno de la nación por la repercusión que, a su juicio, tendrá en la prestación de los servicios sociales. «La reforma local que preparan Rajoy y Montoro es inmisericorde con el medio rural; es un atentado contra el municipalismo», resume Ramírez, en una amplia entrevista que ha publicado El Norte de Castilla en su edición impresa del domingo 23 de junio.

La reforma normativa 'centraliza' la prestación de los servicios sociales que ahora están en manos de ayuntamientos y diputaciones. El máximo responsable de esta asociación estatal de directivos y gerentes del ramo asegura que «la proximidad» supone en la práctica «altos niveles de eficiencia», en contra de lo que argumentan desde el Gobierno central. Ramírez defiende que la evaluación pormenorizada de cómo se atiende a las personas con dependencia y se prestan los servicios sociales pone de manifiesto que Castilla y León, el País Vasco, Navarra y La Rioja, territorios que han construido una «red» de atención a través de las ayuntamientos y diputaciones, son el espejo en el que deberían mirarse el resto de gobierno autonómicos y también el Ejecutivo central.

El representante de los directores y gerentes de los centros de servicios sociales censura duramente a los alcaldes, presidentes de diputación y miembros de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que aplauden la pérdida de competencias que prevé el departamento de Cristóbal Montoro. «Los alcaldes que no quieren los servicios sociales expresan despreciohacia sus pueblos. Me dan mucha lástima, porque deberían proteger a los ciudadanos de sus pueblos», afirma.

Sacar estos servicios de la proximidad supondrá, según este experto, desatención entre los usuarios y una «quiebra de la cohesión social», lo que pondrá a muchos ciudadanos a las puertas de la exclusión social. «La pobreza es un estado y de esos se sale, pero la exclusión social es un proceso y es tremendamente complejo salir de él, se tarda casi diez años», avisa José Manuel Ramírez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos