La oficina municipal de interlocución ha atendido 17 casos de insolvencia hipotecaria desde noviembre

Tres expedientes han finalizado con acuerdo y otros seis están en vías de solución

M. A. LÓPEZSEGOVIA
Andrés Torquemada, concejal de Servicios Sociales de Segovia. / EL NORTE/
Andrés Torquemada, concejal de Servicios Sociales de Segovia. / EL NORTE

La oficina municipal de información e interlocución en situaciones de insolvencia hipotecaria del Ayuntamiento de Segovia ha atendido, desde su puesta en marcha el pasado noviembre, 17 casos de insolvencia hipotecaria, de los que tres han sido resueltos con un acuerdo entre los afectados y las entidades bancarias y seis expedientes más están en vías de solución, según ha comentado este viernes el concejal de Servicios Sociales, Andrés Torquemada.

Estos 17 casos son solo una mínima parte de los que pueden existir en Segovia, pues las últimas informaciones indican que son alrededor de 200 las familias con dificultad para hacer frente a los pagos de sus hipotecas o que ya están inmersas en un procedimiento de ejecución hipotecaria.

El Ayuntamiento de Segovia, ha explicado Torquemada, pretende ofrecer un servicio de atención integral a estas familias desde su adhesión al Servicio de Atención Integral a Familias de Riesgo de Insolvencia Hipotecaria de la Junta de Castilla y León, al haber tomado conciencia de «esta nueva problemática social como consecuencia de los graves problemas económicos que atraviesan muchas familias».

El programa está dirigido a personas o familias empadronadas en Segovia que se encuentren en dificultades para hacer frente al pago de las obligaciones derivadas de un préstamo o un crédito hipotecario, siempre que se contrataran para adquirir su vivienda habitual y no superen los 300.000 euros.

Hasta ahora, ha comentado Torquemada, la oficina municipal de la calle Marqués del Arco ha atendido los casos de personas que tenían la previsión de impago de alguna cuota de su hipoteca pero todavía no han llegado a la ejecución del préstamo, y la labor de mediación se ha desarrollado para evitar que el problema llegara a ser real.

Los interesados acceden al servicio bien de forma presencial en la oficina o a través del teléfono 012, y en este caso se les deriva a la Diputación o al Ayuntamiento para que los técnicos les atiendan y trasladen la información a la oficina de la Junta de Castilla y León en Valladolid, que es la encargada de iniciar la mediación con las entidades bancaria para intentar el acuerdo.

Expedientes y perfiles

En los 17 casos en los que ha intervenido el servicio, ha señalado Torquemada, en cinco expedientes no ha sido necesario ningún tipo de mediación porque solo requerían información o ser derivados a otros servicios; de los 12 restantes remitidos a Valladolid, 9 han culminado con una propuesta de mediación efectiva y tres con un acuerdo entre las partes, particulares y bancos, sobre el establecimiento de un periodo de carencia y la aceptación de la dación en pago de la vivienda para cancelar la deuda. Los casos en tramitación son seis en los que hay un posible acuerdo a la vista y tres están pendientes de que los interesados aporten alguna documentación para que la propuesta siga su curso.

Torquemada ha comentado que el perfil de las personas que han solicitado este servicio es el de parejas entre 40 y 50 años que forman una unidad familiar con algún hijo a su cargo, en situación de desempleo y con una deuda de entre 150.000 y 200.000 euros. Entre ellos hay algún profesional autónomo, pero la mayoría son desempleados procedentes de los sectores de la construcción y hostelería.

Carácter preventivo

El concejal ha declarado que este servicio tiene «un carácter preventivo y paliativo», pues su objetivo es «prestar una atención integral porque, si existe riesgo de vuilnerabilidad o de exclusión social, las familias son derivadas a otros profesionales del ámbito sociosanitario».

Lo habitual son los casos de impagos de cuotas hipotecarias o de personas que tienen la previsión de no poder pagarlos, pero al considerar que ahora puede haber casos de emergencia, el Ayuntamiento ha decidido ampliar el servicio para que los empadronados en Segovia que tengan una situación económica que les impida hacer frente a las deudas por su vivienda habitual y con un procedimiento de ejecución hipotecaria ya abierto tengan la oportunidad de contar con asistencia jurídica.

Convenio pionero

en este ámbito están los casos más urgentes, ha indicado Torquemada, que serán atendidos mediante el convenio de colaboración que han firmado el Ayuntamiento y el Colegio de Abogados de Segovia. Es un convenio «pionero en Castilla y León», según el concejal, que permitirá que quienes estén en proceso de ejecución de su hipoteca puedan tener el asesoramiento de un letrado.

Los interesados pueden solicitarlo en la Concejalía de Servicios Sociales o bien concertar una cita previa en el teléfono 921460545, donde serán atendidos por un técnico de administración general y un trabajador social los jueves de 9 a 14 horas.

Estos profesionales les informarán de la normativa vigente, de las últimas sentencias del Tribunal de Justicia Europeo y del Tribunal Supremo (por ejemplo sobre la validez de las cláusulas suelo), y les asesorarán sobre los trámites que deben seguir para obtener la asistencia jurídica gratuita. El Colegio de Abogados dará prioridad a los procedimientos de ejecución hipotecaria y Torquemada ha hecho un llamamiento a los ciudadanos que puedan estar en esta situación porque «hemos detectado que la gente puede estar perdida y desconoce los trámites y los servicios que tiene a su disposición».

«El desconocimiento puede ser el motivo de que hasta ahora no hayan aflorado más casos, y creo que la oficina de información e interlocución puede ser un gran apoyo», ha declarado Torquemada, quien opina que «ahora es el momento de reflexión para que las entidades bancarias se involucren en este procedimiento, deberían ser los primeros interesados».