La Junta destinará 105 millones de euros a modernizar el sector cultural en cuatro años

El plan incide en la internacionalización de las empresas y de los productos creativos de Castilla y León

M. J. PASCUALVALLADOLID
El consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago, y la consejera de Cultura, Alicia García / ICAL/
El consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago, y la consejera de Cultura, Alicia García / ICAL

El primer plan de la Junta para organizar y aprovechar mejor los recursos culturales de Castilla y León abarcará el periodo 2013-2016 y contará con un presupuesto de casi 105 millones de euros. En su elaboración han colaborado un centenar de representantes del sector y recoge las aportaciones del Consejo de Políticas Culturales. Con él se pretende aprovechar la creatividad que existe en cada uno de los sectores culturales de Castilla y León para impulsar su competitividad, comercialización, internacionalización y captación de nuevos públicos, así como el aprovechamiento de las nuevas oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías, el rico patrimonio cultural de la comunidad y el español. Se identifican siete sectores en las industrias culturales y creativas: artes escénicas y musicales; editorial, archivos y bibliotecas; artes plásticas, visuales y museos; multimedia; audiovisual y comunicación; patrimonio cultural; y enseñanza del español como lengua extranjera, según ha informado la consejera de Cultura y Turismo, Alicia García tras el Consejo de Gobierno celebrado esta mañana.

Este plan parte de una estrategia para mejorar la estructura y organización del sector con el fin de incrementar su capacidad de generar empleo, mejorar su productividad y competitividad nacional e internacional, promover y apoyar la labor de personas creadoras y emprendedoras culturales, apoyar a las Pymes, al tiempo que se fomenta la constitución de redes de cooperación y se apuesta por su internacionalización. La vinculación de las industrias culturales y creativas con otros sectores económicos como el turismo, la comunicación y diversos ámbitos de la industria tradicional y su papel como impulsoras de la innovación económica y social, hace de éstas una opción óptima para el desarrollo de la economía, apuntó García.

Los dos grandes objetivos, señaló, es lograr que Castilla y León «sea un territorio de referencia con una marca de calidad en materia de cultura; y asegurar la competitividad de las industrias culturales y creativas de Castilla y León mediante una política orientada al cliente, una gestión integral de calidad y de una diversificación de los productos culturales y sus mercados.

Posicionamiento

Los cuatro objetivos específicos son la consolidación de un posicionamiento nacional e internacional de Castilla y León con una variada oferta de ocio y como un destino de experiencias con un atractivo permanente; el desarrollo de una oferta de formación diversificada e investigación de excelencia que permita la innovación en el sector; llegar a los colectivos destinatarios del plan y lograr la implicación de asociaciones empresariales, fundaciones, colegios profesionales y otros organismos en el fomento de las industrias culturales y creativas; y el apoyo a la persona emprendedora a través de medidas de fomento del autoempleo y de consolidación de los proyectos empresariales.

Ayudas

La convocatoria de diversas líneas de ayuda para fomentar la modernización de las industrias culturales mediante la digitalización de contenidos culturales o el apoyo a la producción y distribución de estos serán las vías por las que se articule el apoyo a las empresas culturales. Otras de estas vías serán la realización de jornadas de encuentros empresariales, la firma de convenios con las principales asociaciones profesionales con el objetivo de apoyar la comercialización internacional de sus productos y el reciclaje profesional del sector. Se trabajará también para acercar a las industrias culturales y creativas servicios de asesoramiento y consultoría y ayudar así a la elaboración del plan de empresa y otras acciones de acompañamiento, actividad que se inició en 2012. En el campo de la formación, se incidirá en la gestión y el marketing, la innovación en creatividad, y el conocimiento de aplicaciones TIC para la comercialización, distribución y creación, así como la presentación de casos de éxito.