La UVA tendrá que aportar 7,1 millones para completar el pago de las nóminas

La Junta financia el 94,48% del Capítulo 1

F. MAÑOSOVALLADOLID
Marcos Sacristán, durante el Claustro. / C. BARRENA/
Marcos Sacristán, durante el Claustro. / C. BARRENA

La vicerrectora de Economía de la UVA, Guiomar Martínez, presentará hoy en el Consejo de Gobierno los presupuestos de la institución académica para este año, aunque el rector, Marcos Sacristán, avanzó ayer, durante la celebración del Claustro, el dinero con el que cuentan para afrontar los gastos del personal, que se 'comen' el 67% del montante. Sacristán, que aportó información sobre la gestión de los últimos meses, manifestó que la situación económica condicionará de nuevo el presupuesto para este año, que descenderá el 1,62% en relación al pasado ejercicio (tres millones), por lo que se quedará en torno a los 185 millones, «lo que nos retrotrae a los niveles del 2006». Aunque dejó el desglose y los grandes números a la vicerrectora, sí concretó que la aportación de la Junta de Castilla y León al Capítulo 1 (gastos de personal) para este primer semestre del año es de 59,7 millones de euros, una cantidad que podría ser revisada unilateralmente por la administración autonómica en el segundo semestre, aunque el Rectorado confía en que se mantenga. De ser así, la cuantía total para el pago de las nóminas será de 119,5 millones de euros.

La Junta se aleja así cada vez más del compromiso que adquirió en su día el jefe del Ejecutivo, Juan Vicente Herrera, de abonar el cien por cien del Capítulo 1. En esta ocasión se quedará en el 94,48%, una diferencia que tendrá que ser abonada por la UVA, tirando de los ingresos de las tasas académicas, y que se traduce en 7,1 millones de euros, «una cantidad que asumiremos gracias al esfuerzo de los estudiantes y de sus familias, lo que nos permitirá tener un presupuesto equilibrado».

El rector recordó que ante este restringido escenario, que se repite en los últimos años, es obligado continuar con el plan de austeridad y ahorro que pasa, entre otros aspectos, por centralizar compras y reorganizar recursos, a lo que se suma el plan de sostenbilidad que pretende un importante ahorro energético, y que verá sus frutos a corto y medio plazo.