Marko Krivokapic se retira

El lateral del Cuatro Rayas dice adiós a los 37 años por culpa de los problemas físicos

V. B.VALLADOLID
Marko Krivokapic. /Miguel Ángel Santos/
Marko Krivokapic. /Miguel Ángel Santos

«Mi cuerpo ha dicho basta». Con esas palabras Marko Krivokapic dice adiós a 21 años como jugador de balonmano. Reconoce que ha superado los límites y que su organismo se ha resentido a lo largo de una temporada muy dura. El lateral izquierdo jugará este sábado su último encuentro como profesional, en el choque en el que el Cuatro Rayas se juega la permanencia ante el Atlético de Madrid. Han sido cinco temporadas en Valladolid en las que el jugador lo ha dado todo por la camiseta de su club.

«Mi retirada estaba decidida desde hace mucho tiempo», señaló en la rueda de prensa en la que anunció su marcha. Acompañado por José Vicente Hernández, Krivokapic indicó que estaba esperando «al momento adecuado para hacerlo. No hemos conseguido salvarnos, pero queda una jornada para conseguirlo. Me retiro por mis problemas físicos. Mi cuerpo ha dicho basta. Después de mi operación de rodilla en 2008, pensé en retirarme, pero empecé a sentirme mejor y he vivido estos años como un regalo. He sufrido mucho desde pretemporada. Me empezó a molestar la otra rodilla. Llevo mucho tiempo con mediación e infiltraciones y así no puedo continuar».

El jugador serbio, aplaudido por los periodistas presentes en la pista, agradeció a su familia, entrenadores, directivos, compañeros y Prensa, el apoyo recibido durante toda su carrera. «He tenido la oportunidad de jugar en Valladolid. Aquí he conseguido el único título europeo de mi carrera. Han sido cinco años fantásticos. Solo tengo palabras de agradecimiento. He disfrutado de la posibilidad de jugar por títulos, de luchar por ellos, y este último año he sido además capitán del equipo».

El jugador no tiene previsto que hará en el futuro. Solo quiere descansar su maltrecho cuerpo, aunque en el futuro seguramente seguirá ligado al mundo del balonmano.